EFELondres

Rodrigo Hernández, 'Rodri', y Kevin de Bruyne ahogaron este miércoles las penas de un Manchester City manchado por la sanción de la UEFA y que derrotó al West Ham United en partido aplazado de la Premier League

El encuentro, que coincidió con la jornada de Liga de Campeones, se tenía que haber jugado el pasado 9 de febrero, pero se suspendió por adversas condiciones meteorológicas.

Fue el primero desde que la semana pasada los celestes fuesen sancionados por la UEFA con dos años sin competir en Europa, más una multa de 30 millones de euros, por romper el 'fair play' financiero.

Lo más importante parecía no estar en el campo, dados estos acontecimientos, y la atmósfera ya lo adelantaba, con cánticos en contra de la UEFA en las gradas.

Los jugadores se aislaron de esto y apenas sufrieron para deshacerse del West Ham. Rodri, a la salida de un córner, y De Bruyne, en la segunda parte, tumbaron a los 'Hammers' y dejaron los tres puntos en casa.

La peor noticia para el City fue que David Silva se tuvo que retirar en el tiempo añadido por un golpe en una rodilla.

Con este triunfo, el City se recupera de dos derrotas seguidas y le recorta tres puntos al Liverpool, aunque sigue muy lejos del equipo de Jürgen Klopp, que lidera la Premier con 22 puntos de ventaja.

El West Ham sigue metido en un lío y es decimoctavo, en puestos de descenso, con 24 puntos.