EFERedacción deportes

El finlandés Kalle Rovanperä (Toyota Yaris) reforzó su liderato en el Mundial de Rallys tras conseguir este domingo su cuarta victoria de la temporada en el Safari de Kenia, sexta prueba del campeonato, resuelta con una barrida de Toyota, que copó los cuatro primeros puestos.

El triunfo de Rovanperä en el Rally Safari se suma a los que ya consiguió esta temporada en Suecia, Croacia y Portugal.

Un pilotaje conservador en la Power Stage final, en la que fue octavo, aseguró el triunfo definitivo para Rovanperä con 52.8 segundos de ventaja sobre el británico Elfyn Evans y 1:42.7 sobre el japonés Takamoto Katsuta. El cuarto Toyota fue esta vez el actual campeón del mundo, el francés Sebastien Ogier, que se dejó casi todas sus opciones el primer día y terminó a 2:10.3 del ganador.

La victoria del piloto finlandés de 21 años en Kenia resultó todavía más fructífera por los resultados de sus perseguidores, ambos de Hyundai, en la general del campeonato: el belga Thierry Neuville sólo fue quinto y el estonio Ott Tänak abandonó por avería de la dirección asistida. La ventaja de Rovanperä aumenta ahora hasta los 65 puntos sobre Neuville y 83 sobre Tänak.

A falta de las tres últimas especiales, Rovanperä tenía casi un minuto de ventaja (56.6) sobre Evans, sobre el que había aumentado la diferencia en los dos primeros tramos dominicales (el 14, Oserian 1, había sido cancelado) por caminos secos, pedregosos y polvorientos. El finlandés no abandonó su actitud prudente en las dos últimas especiales. "Hay muchos baches, no es agradable", explicó.

La Power Stage final, la Hell's Gate (Puerta del infierno) de 10,5 km, elevó a definitivo el podio provisional que arrojaba el penúltimo tramo. Rovanperä lo afrontó con 57.6 segundos sobre Evans y 1:32 sobre Katsuta en una barrida total de Toyota. La victoria parcial fue para Neuville, pero ni siquiera le sirvió para mejorar su quinto puesto final.