EFERedacción deportes

El español de Fórmula Uno Carlos Sainz (Renault), octavo del Gran Premio de Singapur, dijo tras la carrera que cumplieron con "el objetivo" pero que fue "una pena" que no hubiera "más acción" entre los pilotos de delante para sumar más puntos.

"Hemos cumplido el objetivo que era acabar séptimos u octavos. Una pena que no haya habido más acción delante para poder hacer más puntitos. Ser octavo es ser el segundo detrás de Fernando (Alonso). Íbamos haciendo el trenecito los dos para hacer el 'overcut' y salió muy bien", explicó Sainz tras la carrera.

"He salido muy bien, mejor incluso que los que salían con la hiperblanda, casi paso a Fernando, pero he tenido que girar para evitar a Nico (Hülkenberg) y luego ha salido el coche de seguridad. Si no incluso también le meto el morro a Fernando, opero en Singapur es difícil con los 'safety car'", añadió.

Sainz aguantó junto a Alonso sin cambiar los neumáticos para abrir hueco con los pilotos que habían hecho su cambio, aunque tras el paso por garajes quedó por detrás del Sauber del sueco Marcus Ericsson, al que pasó tras "ser paciente".

"Había que ser paciente y esperar el error, eso tenía que hacer con Ericsson aunque yo fuese más rápido. He esperado porque aquí se comenten errores por el cansancio. Vamos al límite, y ahí he podido jugar con la trazada (...) Es muy frustrante saber que eres más rápido que el delante y no poder meter el morro, hay que ser paciente, dejar la frustración para otros y ha salido bien", dijo.

Sainz valoró los diez puntos logrados en las últimas cuatro carreras: "Las cosas van saliendo poco a poco, sobre todo en carrera. Qué pena que no haya más acción adelante, porque se chocan dos de adelante o tienen algún problema y estoy sexto y estamos celebrando. Dependes del resto pero es así".