EFEAtlanta (EE.UU.)

Kelly Loeffler, senadora republicana por Georgia y copropietaria del equipo Atlanta Dream, ha criticado los planes de la WNBA de apoyar el movimiento 'Black Lives Matter' (La vida de las personas negras importa).

"La verdad es que necesitamos menos, no más política en los deportes", dijo Loeffler al tiempo que pidió a cambio a la comisionada de la Liga femenina de baloncesto, Cathy Engelbert, promover la idea de que cada camiseta lleve la bandera estadounidense.

Dicha iniciativa, según la aliada del presidente Donald Trump, se pondría en acción cuando se reanuden la actividad de la WNBA, a finales de julio.

Loeffler salió así al paso de la intención de la WNBA de exhibir 'Black Lives Matter' de manera llamativa en los campos de la Academia IMG en Bradenton (Florida) donde la liga cumplirá su temporada.

Tanto la WNBA como el sindicato e jugadoras acordaron homenajear a mujeres como Sandra Bland, Breonna Taylor y Vanessa Guillen, que murieron en acciones policiales o por presunta violencia racial.

Loeffler, firme defensora del presidente Trump, escribió: "Me opongo rotundamente al movimiento político 'Black Lives Matter', que ha abogado por quitar recursos a la policía, pidió la remoción de Jesús de las iglesias y la interrupción de la estructura familiar".

Aseguró que son "puntos de vista antisemitas y promueven la violencia y la destrucción en todo el país".

A su juicio, este movimiento no está en línea con los valores y objetivos de la WNBA.

Por contra, Loeffler dijo que al imprimir la bandera estadounidense en las camisetas y demás prendas deportivas se reflejarían "los valores de libertad e igualdad para todos".

Varias jugadoras y exjugadoras han repudiado las manifestaciones de la senadora, e incluso pidieron su salida del Atlanta Dream.

La jugadora del New York Liberty, Layshia Clarendon, quien militó en el Dream, escribió hoy en su cuenta de Twitter: "No puedo creer que alguna vez pisé la casa de Kelly y compartí una comida con ella".

"La WNBA se basa en el principio de un trato igualitario y justo para todas las personas y nosotros, junto con los equipos y jugadores, continuaremos usando nuestras plataformas para abogar enérgicamente por la justicia social", manifestó la Liga en un comunicado.