EFERedacción deportes

El dúo español de la clase 49er.FX formado por la gallega Támara Echegoyen y la balear Paula Barceló inician este lunes en Geelong (Australia) el Mundial de su clase, ante él que, tienen "mucha confianza en el trabajo" que han hecho "para prepararlo".

"Lo afrontamos con la ilusión que tenemos de poder volver a competir en el agua contra nuestras amigas y adversarias. Estamos preparadas para lo que venga", afirmó Echegoyen.

Después no haber competido en el pasado Mundial por una lesión de Paula Barceló, las dos regastistas dicen que van dar el cien por cien y aplicar todo lo aprendido durante los últimos meses de entrenamiento.

"La verdad es que Paula y yo nos estamos sintiendo bastante cómodas navegando en estas aguas australianas aunque las condiciones que estamos teniendo son difíciles, no sólo por la intensidad de viento en algunas ocasiones sino porque en los campos de regatas hay bastantes cambios de dirección y presión".

"Para nosotras este Mundial supone un buen reto y nos exige tener plena concentración para poder acabar las regatas en las mejores condiciones posibles", señaló.

Tras su victoria en el campeonato de Oceanía está claro que el reto estará en poder medirse con las tripulaciones más potentes del panorama internacional.

"Venimos de una temporada en la que hemos tenido muchas lesiones y algunas de ellas nos han parado un poquito nuestra evolución, pero estamos muy contentas con el trabajo que hemos hecho durante las Navidades y a principios de enero en casa, en Santander, y en Vilamoura (Portugal)", afirmó Echegoyen.

A pesar de la gran experiencia de Echegoyen, campeona olímpica en Londres 2012 en la clase Elliot, se consideran como un equipo en progresión y por este motivo el Mundial debe servirles para ver su nivel con respecto a las mejores tripulaciones del mundo y en qué puntos deben mejorar". srb/ea