EFEParís

La carrera de Luana Bertolucci iba lanzada hasta que el 23 de marzo de 2021 un mal gesto en un entrenamiento con el PSG la puso entre las cuerdas. Superado el calvario de ocho meses por una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla izquierda, la jugadora busca ahora relanzarse en su club y volver a la selección de su país.

En una entrevista con EFE, la centrocampista, natural de Sao Bernardo do Campo (Sao Paulo), se muestra determinada a hacerse de nuevo un hueco en el PSG, que se mide este sábado al enconado rival Lyon en los octavos de la Copa de Francia, y evoca el arduo proceso de recuperación.

Luana, de 28 años, lamenta que su lesión se produjera en un momento clave de la temporada, cuando el PSG peleaba por la Champions con ella como titular. Y en un año de Juegos Olímpicos que tampoco pudo disputar.

"Tuve un seguimiento psicológico por parte de la selección, ellos lo ofrecen. Fue un periodo difícil, un proceso muy solitario, que exige mucha fuerza de voluntad, dedicación y resiliencia. Lo importante es no saltarse etapas y celebrar cada pequeña victoria", rememoró.

De regreso al PSG desde finales de 2021, Luana pelea por entrar en un nuevo grupo, con un nuevo entrenador. El 16 de diciembre volvió a sentir el olor a hierba mojada en un partido de Champions ante el islandés Breidablik. Las parisinas ganaron 6-0 y Luana, que jugó algo más de veinte minutos, anotó de penalti.

"Estaba un poco nerviosa, fue bueno tener esa sensación de estar con los hinchas y marcar un gol fue mejor de lo que imaginaba", refirió.

La futbolista asumió que en los meses que estuvo fuera "muchas cosas cambiaron" en el PSG, que se consagró campeón de Liga en junio, rompiendo los catorce años de hegemonía del Lyon.

"Ya tiene un equipo que juega junto hace seis o siete meses. Yo he evolucionado técnica y físicamente este mes que regresé. Hay que tener paciencia, darlo todo y esperar que la oportunidad surja", sostuvo.

REGRESO A LA SELECCIÓN

De su eventual regreso a la selección de Brasil para la Copa América de 2022 en Colombia, Luana dijo no haber hablado directamente con la técnica Pia Sundhage, quien la convocaba regularmente antes de la fatídica lesión de rodilla.

La centrocampista llegó a disputar el Mundial de 2019 con el combinado canarinho.

"No sé si ella contará conmigo para esta convocatoria (próximo 1 de febrero para un torneo internacional en Francia), pero seguiré trabajando para poder estar a disposición de la selección", indicó.De la técnica sueca que dirige el combinado brasileño, elogió su inteligencia y su pasión por el fútbol.

"Trabaja duro y le gusta que las chicas se esfuercen al máximo, le gusta la disciplina. Es lo que ha traído estos dos últimos dos años".

A cuatro meses de la Copa América, Luana reconoce que está "a tiempo" de volver a convencer a la seleccionadora para poder disputar ese torneo.

"Lo encaramos con mucha seriedad, allí podremos conquistar nuestra plaza para el Mundial (2023) y servirá de preparación para el futuro, dando la oportunidad a las chicas más jóvenes", estimó.

Luana es una trotamundos. Comenzó a jugar al fútbol en Brasil, en el Sao Bernardo y Centro Olímpico, se mudó a Noruega (Avaldsnes IL), luego a Corea del Sur (Hwacheon KSPO) y desde el 2019 está en el París Saint-Germain.

"En Noruega me tuve que adaptar a un fútbol de más fuerza física, luego en Corea el fútbol era muy técnico y rápido y en Francia es una mezcla de todo, fuerte, técnico y de mucha intensidad", explica.

Antonio Torres del Cerro