EFEValencia

El Valencia Basket anunció este viernes que no ejercerá la opción que tenía para ampliar el contrato de Guillem Vives por lo que el base dejará el club tras siete campañas en las que ha conseguido tres títulos, incluido el de la Liga ACB

Además, de ese trofeo, Vives fue también parte de la plantilla que en ese mismo 2017 conquistó la Supercopa y en 2019 la Eurocopa que reabrió para el equipo las puertas de la Euroliga.

Vives llegó al Valencia en el verano de 2014 traspasado por el Joventut de Badalona, club en el que se formó y en estos siete ejercicios ha disputado un total de 381 encuentros oficiales con el equipo valenciano, lo que le convierte en el sexto jugador con más choques en su historia.

En su comunicado, el club agradeció “la profesionalidad, la entrega y el trabajo” de Vives “así como su disponibilidad y sacrificio por el bien del equipo”, además de desearle “lo mejor en su futuro, tanto a nivel profesional como personal”.

Vives era uno de los siete jugadores que acababa contrato y uno de los cinco a los que el club se lo podía prolongar. Los otros cuatro son Sam Van Rossom, Vanja Marinkovic, Fernando San Emeterio y Derrick Williams, aunque en el caso del estadounidense el club ya anunció que no lo haría hace unos días.

En cambio, no existe ese tipo de cláusula en los contratos que también finalizan Joan Sastre y Nikola Kalinic, a los que el club sí que podría incluir en la lista de jugadores sometidos a derecho de tanteo si presenta una oferta de unas determinadas características.