EFERedacción deportes

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial de Fórmula Uno, que saldrá tercero este domingo en el Gran Premio de Arabia Saudí, el penúltimo del año, en el circuito urbano de Yeda, declaró tras la calificación, en la que chafó su último intento -al arriesgar demasiado y chocar contra el muro-, que lo sucedido fue "terrible".

"Ha sido terrible", exclamó Verstappen, de 24 años, que encabeza el Mundial con 351,5 puntos, ocho más que el siete veces campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes); que este sábado dominó la calificación, elevó a 103 su propio récord histórico de 'poles' y arrancará primero en Yeda, acompañado en la primera fila por su compañero finlandés Valtteri Bottas.

"Estábamos haciendo una buena calificación, sabía que el ritmo estaba ahí", explicó 'Mad Max', diecinueve veces ganador en F1, nueve de ellas esta temporada.

"Bloqueé y seguí tirando a tope, para terminar la vuelta. El tercer puesto es decepcionante, sobre todo teniendo en cuenta la vuelta que estaba haciendo", comentó la joven estrella neerlandesa poco después de bajarse de su monoplaza en el circuito de Yeda.

"Lo único bueno es que sabemos, al menos, que el coche es rápido", indicó Verstappen, que chocó cuando llevaba parciales para haber firmado la 'pole' y que desconoce si tiene dañada la caja de cambios de su Red Bull.

"No lo sé aún"; explicó el compañero del mexicano Sergio Pérez este sábado en Arabia Saudí.

"No sé lo que me pasó en la calificación; fue difícil calentar neumáticos y creo que bloqueé; el coche se me fue por detrás y ahí se acabó todo. Fue decepcionante, ha sido terrible", comentó Verstappen, que, no obstante, podría ser matemáticamente campeón del mundo este domingo : si gana en Yeda con vuelta rápida y Hamilton no mejora un sexto; si vence y el capitán de Mercedes no supera el séptimo; si acaba segundo con el giro rápido y el heptacampeón no mejora el décimo; o si es segundo y el astro británico no puntúa en Arabia.