EFEMiguel Ángel Moreno Madrid

Daniel Wass ya es futbolista del Atlético de Madrid. El jugador danés, un comodín capaz de jugar en todas las posiciones del centro del campo y en el costado derecho de la defensa, ha convencido durante siete temporadas en el fútbol español a técnicos tan distintos como Eduardo Berizzo, Marcelino García o José Bordalás, y su próximo reto es hacerlo con Diego Simeone.

Una navaja suiza -danesa, en este caso- capaz de rendir en diferentes puestos con solvencia, y con una notable capacidad asistente y goleadora (16 tantos y 31 asistencias en LaLiga Santander, otros 3 tantos en Copa y 4 en competiciones europeas), eso es lo que ha encontrado el Atlético en Wass, su primera contratación de este mercado de traspasos de enero.

El futbolista del Valencia llega para suplir la baja del inglés Kieran Trippier, traspasado al Newcastle el 7 de enero, ya que puede desempeñar tanto el puesto de lateral derecho en un 4-4-2 como ser un carrilero en el esquema de tres centrales y dos jugadores de banda. Pero también es capaz de cubrir cualquiera de los puestos del centro del campo, donde el Atlético ha tenido lesionados en los últimos tiempos, y actualmente tiene en recuperación a Marcos Llorente y Geoffrey Kondogbia, con quien Wass coincidió en el Valencia.

Es precisamente esa polivalencia la que el Atlético ensalza en el comunicado con el que anunció su fichaje. "Sus cualidades le han hecho destacar siempre sin importar la demarcación, lo que le hace un jugador muy completo que rinde en muchas zonas del campo", indica el club rojiblanco, que recuerda que en los inicios de su carrera, su nuevo futbolista jugó como defensa y lateral.

Wass se formó en el Avarta danés, desde donde le firmó con 17 años el Brondby, que le hizo debutar y le cedió en 2009 al Fredrikstad noruego. Fichado por el Benfica portugués en julio de 2011, el conjunto luso lo cedió inmediatamente ese mismo verano al Évian francés, donde se dio a conocer al fútbol europeo, con un año a préstamo y tres en propiedad en los que acumuló con 27 tantos y 13 asistencias en 147 partidos.

El futbolista danés llegó a España en el verano de 2015, al Celta de Vigo. Tenía la difícil papeleta de sustituir a Michael Krohn-Dehli en el conjunto entrenado por el argentino Eduardo 'Toto' Berizzo, y rápidamente se asentó en el equipo gallego, donde disputó 36 encuentros ligueros y 7 de Copa en su primera temporada.

En la siguiente campaña formó parte del extraordinario desempeño del equipo vigués en la Liga Europa, cuando alcanzó las semifinales de esa competición y solo fue detenido por el Manchester United inglés. En total, disputó 136 partidos de celeste, con 14 goles y 20 asistencias.

Berizzo, al que Wass llegó a definir en 2016 como "el mejor entrenador" que había tenido, probó con él como lateral derecho para suplir lesiones y más tarde, con Juan Carlos Unzué al frente de la pizarra celeste, el danés llegó a ofrecerse al técnico en un momento de bajas en la posición. "Le dije al míster que si quiere puedo jugar de lateral", reveló en una conferencia de prensa en 2017.

En el Valencia, al que llegó en julio de 2018, Marcelino García Toral terminó de asentarle en el lateral. En su primera temporada disputó 50 encuentros. "No lo esperaba, lo logré por mi rendimiento, pero también por la gran confianza que me dio el entrenador", dijo al diario danés Tipsbladet en el verano de 2019. Fue de lateral derecho como conquistó su único título en el fútbol español: la Copa del Rey de 2019, ganada el 25 de mayo de ese año en el Benito Villamarín de Sevilla.

Esta temporada, con José Bordalás al frente del conjunto 'che', solo se ha perdido un partido por sanción y dos por coronavirus, además del duelo contra el Atlético del domingo pasado. El entrenador alicantino lo ha empleado en el centro del campo y ha reconocido que era un jugador caputal en su esquema.

"Sabe que es importante y le trasladé que tengo plena confianza en él y se lo he demostrado, pero no puedo decirle a un jugador si se queda o se marcha", lamentó hace dos semanas el técnico valencianista, cuando ya se conoció la oferta del Atlético, por la que Wass deja el Valencia 152 partidos, 9 goles y 15 asistencias después.

Tras convencer a técnicos de fuerte personalidad como Berizzo -de un estilo diferente al de Simeone, pero igualmente competitivo-, Marcelino -al que el entrenador del Atlético ha manifestado públicamente su admiración e identificación con las ideas de sus equipos- y Bordalás -comparado por muchos con el propio 'Cholo' Simeone por su estilo de juego-, ahora Wass tiene el desafío de hacerlo también al entrenador del Atlético.

De su éxito en esa tarea redundará el beneficio del Atlético, necesitado de un jugador que le aporte equilibrio en el centro del campo y seguridad en la defensa, dos características que fueron pilares de su juego en los últimos años y que en esta temporada ha echado de menos. Simeone ya cuenta con su 'navaja danesa': Daniel Wass.