EFEBarcelona

El entrenador del Barcelona, Xavi Hernández, aseguró que el gol encajado en una jugada de contraataque que ha dado el triunfo al Betis por 0-1 en el Camp Nou no les "puede pasar" y que le "molesta mucho".

"Lo habíamos trabajado, habíamos dicho de hacer faltas tácticas. Habíamos visto en vídeo que el Betis activaba las transiciones muy rápido. Es un error nuestro. Hemos hecho una segunda parte muy buena. Así como el día del Villarreal dije que, cuando peor estábamos llegó nuestro gol, hoy ha sido completamente al revés", añadió Xavi en rueda de prensa.

Según él, "era un partido para ganarlo". Así, lamentó que no solo no se ganara, sino que hasta se haya perdido. "No hemos merecido perder. Se ha acabado la flor y se ha acabado todo", apuntó el técnico en tono de broma después de que algunas de las victorias anteriores algunos medios dijeran que fueron una cuestión de suerte.

Respecto a que algunos jugadores importantes empezaran de inicio en el banquillo, Xavi desveló algunos percances: "Frenkie (de Jong) tenía molestias en el isquiotibial, Piqué llevaba tres partidos seguidos y a veces aún tiene molestias en la rodilla y con Ousmane (Dembélé) teníamos un plan hecho".

Pasada la media hora de juego, 'Gavi' se tuvo que ir del campo en camilla y con collarín a causa de un balonazo en la cabeza, pero Xavi le quitó importancia al percance. "No he podido ver a Gavi porque por precaución se lo han llevado al hospital. Ha sido una pequeña conmoción, estaba mareado", explicó.

Ya pensando en el partido del miércoles ante el Bayern de Múnich, en el que el Barça se jugará su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, Xavi dijo que "toca cambiar el chip porque será una final".

"Intentaré que esta derrota no afecte anímicamente al equipo. Tenemos que competir como animales para pasar a octavos de final", sentenció.

No tiene dudas de que el Barça, a pesar de los malos resultados que está cosechando en este inicio de curso, puede ganar en el Allianz Arena: "Veo al equipo capaz de vencer en Múnich, no queda otra, no nos queda otra que ir a ganar. Lo más importante es que dependemos de nosotros mismos. Iremos a ser protagonistas del juego", anunció el técnico egarense.

Quien tiene muy difícil llegar al partido es Ansu Fati, sobre todo después de que Xavi haya dejado claro que será cauto. "No soy partidario de arriesgar mucho, no queremos perder a Ansu Fati dos meses más. La Champions es importante, pero tenemos otras competiciones también", consideró.