EFEZaragoza

El Celta de Vigo hizo valer el peso de la lógica y se impuso por goleada al Club Deportivo Ebro en la primera eliminatoria de la Copa del Rey, por lo que accede a la segunda ronda tras un partido en el que fue muy superior al conjunto zaragozano.

El equipo gallego, que como suele ocurrir en este tipo de citas, dio oportunidades a los menos habituales, pudo con la ilusión y las ganas del conjunto aragonés que disputó unos buenos minutos al inicio, pero al que el primer gol foráneo le minó la ilusión y le afectó psicológicamente porque a partir de ahí ya no se vio capaz de repetir ese buen juego.

El inicio del encuentro presentó a un Ebro valiente y atrevido que buscaba la portería rival y que se defendía bien sin retrasar líneas y sin pasar agobios.

El Celta movía el balón en busca de huecos pero el equipo maño, bien colocado, no daba opción y, en alguna ocasión, robaba el balón pero sus contras no eran capaces de llegar hasta el área del conjunto gallego ya que morían en sus inmediaciones.

Durante la primera media hora apenas ocurrió nada, salvo un remate de Thiago Galhardo ajustado al poste al minuto y medio de iniciado el encuentro, lo que para los locales era una buen noticia.

Sin embargo, a partir de ahí los hombres de Eduardo "Chacho" Coudet le metieron una marcha más al juego y así Miguel Baeza pudo haber abierto el marcador en el 31 con un remate de volea a bocajarro que salvó el meta local Rubén Cebollada.

Un minuto más tarde llegó el primero de la noche en un centro medido de Franco Cervi que cabeceó ajustado al poste Santi Mina que apenas llevaba ocho minutos sobre el terreno de juego tras haber sustituido a Galhardo, que se había tenido que retirar con problemas físicos.

El Celta se puso en modo Primera división y en el 34 un activo Cervi remató al poste y cuando el equipo zaragozano parecía necesitar el descanso como agua de mayo para cortar el ritmo del rival llegó el segundo del conjunto vigués, en el 43, que fue el tanto de la noche, tras un gran control orientado de Augusto Solari y un todavía mejor remate desde fuera del área.

El equipo vigués no bajó el pistón y, sin prisa pero sin pausa, fue madurando el juego para cerrar el partido en los primeros minutos del segundo periodo con sendos goles de Franco Cervi en los minutos 54 y 58 que cerraron cualquier posibilidad de sorpresa. Redondeó la goleada en la prolongación José Fontán con el quinto en el último segundo ya que no dio tiempo ni a sacar de centro.

- Ficha técnica:

0 - Ebro: Rubén Cebollada; Sarriegi (Iñaki Santiago, m.58), Meseguer (Jorge Pérez, m.58), Jorge Adán (Ballesteros, m.73), Ayoze, Nahuel; Nando Quesada, Abel Suárez, Miguel Díaz (Sola, m.58); Chárlez y Altube (Marvin, m.66).

5 - Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo (Veiga, m.61), Domínguez, Murillo, Fontán; Okay Yokuslu (Nolito, m.61), Tapia; Solari, Baeza, Cervi (Kevin Vázquez, m.61); y Galhardo (Santi Mina, m.24)(Brais Méndez, m.70).

Goles: 0-1. M.32. Santi Mina; 0-2. M.43. Solari; 0-3. M.54. Cervi; 0-4. M.58. Cervi; 0-5. M.92. Fontán.

Arbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Chárlez, del Ebro.

Incidencias: partido correspondiente a la primera eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 4.500 espectadores.