EFESaitama

España se clasificó para los cuartos del torneo olímpico de fútbol tras empatar con Argentina (1-1) en un partido en el que el conjunto de Luis e la Fuente sufrió más de lo necesario, especialmente en el tramo final, cuando Belmonte igualó para el conjunto sudamericano, eliminado del torneo.

España jugará la siguiente ronda frente a Costa de Marfil, el próximo sábado, en busca de las semifinales.

Cumplió el objetivo España que no fue capaz de paliar los problemas en los últimos metros para certificar la superioridad con el balón y vivió en el alambre. Incluso después del gol de Mikel Merino en el m.65 porque Belmonte puso en el m.87 un 1-1 que dejó todo pendiente de un gol que no llegó.

De jugar en Saitama a 22 grados centígrados en un estadio cerrado a hacerlo a 30 con una humedad que rozaba el 80 por 100 hay un mundo. Y España lo acusó no pudiendo mantener el ritmo que sí impuso contra Australia y que mostró en los primeros 15 minutos frente a la albiceleste.

Movió rápido el balón contra una selección que había demostrado durante el torneo que la defensa no era su fuerte, pero volvió a pecar de falta de ideas en los últimos metros. Con el de este miércoles ya son, entre sub-21 y Juegos Olímpicos, 14 empates a cero al descanso de forma consecutiva en partidos oficiales.

Y eso que Oyarzabal tuvo en sus botas redimirse y ser, de nuevo, el desatascador. Pero erró las dos que tuvo en la primera mitad. En el m.32 no definió un mano a mano con confianza, creyéndose en fuera de juego aunque la repetición dejó lugar a dudas, y dos minutos más tarde no pudo disparar bien un remate de primeras a bocajarro y se le marchó alto.

Un 0-0 que inquietaba a ambas, ya que un gol metía a Argentina, que necesitaba ganar, en cuartos y dejaba fuera a España. Y la albiceleste inquietó aprovechando varias pérdidas de balón sencillas tanto de Marco Asensio como de Pau Torres, en la construcción de la jugada, pero le faltó clarividencia, primero a Barco y luego a Mac Allister, para inquietar a Unai Simón.

El descanso no cambió el guión. España tardó 20 minutos en poder hacer buena su superioridad con balón, aunque pudo llegar mucho antes si Dani Olmo hubiera tirado a asegurar en el m.49 y no buscando la escuadra con Ledesma ya batido.

Pero España no varió su plan. En las charlas y los dos entrenamientos previos al partido el cuerpo técnico insistió en que a Argentina se la ganaba moviendo el balón por abajo y buscando los espacios a la espalda. Y así fue. Posesión larga de los de Luis de la Fuente que finalizó con Olmo encontrando a Mikel Merino, el verso libre del centro del campo de tres futbolistas, solo dentro del área. De primeras con un tiro raso pegado al primer palo superó al guardameta argentino para dar un oxígeno a los suyos que duró poco más de 22 minutos.

M.87 y Tomás Belmonte hacía el 1-1 que dejaba las cosas como antes. En un precipicio en el que solo un gol te mantenía sin caerte al abismo. España sobrevivió, pero tiene deberes en la maleta rumbo a Miyagi donde se enfrentará en cuartos de final a una Costa de Marfil que supondrá un gran reto en lo físico.

-Ficha técnica:

1 - España: Unai Simón; Óscar Gil (Moncayola, m.87), Eric García, Pau Torres, Cucurella; Zubimendi, Mikel Merino (Vallejo, m.87); Asensio, Pedri (Carlos Soler, m.73), Olmo (Bryan Gil, m.85); Oyarzabal (Rafa Mir, m.73).

1 - Argentina: Ledesma, Herrera, Pérez, Medina, Bravo (Mosevich, m.83); Vera (Colombato, m.55), Belmonte; Urzi, Mac Allister (Payero, m.55), Barco (de la Vega, m.46); Gaich.

Goles: 1-0, min. 65: Merino. 1-1, min. 87: Belmonte.

Árbitro: Ismail Elfath (Estados Unidos) amonestó Óscar Gil (m.83) en España y a Nehuén Pérez (m.9), Colombato, (m.57), Payero (m.60), Bravo (m.81) y Mosevich (m.90+2) en Argentina.

Incidencias: Último partido de la fase de grupos del Grupo C disputado en el Saitama Stadium (Saitama). Sin público por las restricciones debido a la pandemia del coronavirus.

Óscar Maya Belchí