EFEColonia (Alemania)

La selección francesa dio un nuevo paso hacia las semifinales del Mundial de Alemania y Dinamarca, tras imponerse este domingo por 22-31 a Islandia, en un encuentro en el que los galos apenas necesitaron dos arreones al comienzo de cada período para dejar sentenciado el partido.

Alertado por la inesperada derrota de Croacia, el conjunto francés no quiso dar ningún tipo opción a la sorpresa con un demoledor arranque de partido, que permitió a los de Didier Dinart sentenciada la contienda en apenas diez minutos.

El tiempo que necesitaron los franceses para situarse con una ventaja de seis tantos (0-6), que reflejó la distancia que separa en estos momentos al jovencísimo equipo islandés de un candidato a todo como Francia.

Máxime si el conjunto nórdico, como ocurrió este domingo, no puede contar por lesión con su principal referencia, el lateral Aron Palmarsson, ni con su máximo realizador en el torneo, el extremo Arnor Gunnarsson.

Bajas que mermaron notablemente la capacidad ofensiva del equipo islandés, que tardó más de doce minutos en anotar su primer gol (1-6) del partido.

Y es que cuando los jóvenes jugadores islandeses, entre los que figuraba el central Haukur Thrastarson, de tan sólo 17 años, no se estrellaron con la rocosa defensa francesa se topó con el portero galo Vincent Gerard.

Pero ni así dejo de correr y correr el equipo islandés, que una vez que anotó el primer gol no dejó ya de marcar, eso sí, sin poner nunca en peligro la victoria de un equipo francés, que de la mano de Valentin Porte, autor de cinco dianas, llegó al descanso con una renta de cuatro tantos (11-15)

Diferencia que no amilanó a los jóvenes islandeses que siguieron apelando a su trepidante balonmano para situarse a tan sólo dos goles (14-16) apenas iniciada la segunda mitad.

Un hecho que obligó al conjunto francés a salir del letargo en el que pareció haber caído tras su explosivo arranque de partido.

Y vaya manera de despertar, ya que en los siguientes los de Didier Dinart endosaron en los siguientes minutos un parcial de 1-7 que elevó la diferencia del equipo francés hasta unos ya inalcanzables ocho goles (15-23).

Renta que los galos manejaron ya hasta el final con su oficio habitual, para sumar un triunfo (22-31) que deja a Francia, ganador de los dos últimos mundiales, a falta de tan sólo un punto para certificar su presencia en la semifinales.

Ficha técnica:

22 - Islandia: Bjorgvinsson; Gudjonsson (4), Jonsson (5), Gustafsson (-), Arnarsson (2), Gudmundsson (2) y Elisson (2) -equipo inicial- Gustavsson (ps), Sigurmannsson (-), Gislason (2), Magnusson (-), Ingason (-), Kristjansson (-), Thrastarson (2), Rikhardsson (-) y Einarsson (3)

31 - Francia: Gerard (2); Porte (5), Mem (1), Mahe (3), Nikola Karabatic (1), Grebille (2) y Luka Karabatic (-) -equipo inicial- Dumoulin (ps), Remili (-), Lagarde (2), Richardson (5), N'Guessan (2), Abalo (4), Guigou (2), Fabregas (2), Dipanda (-)

Marcador cada cinco minutos: 0-2, 0-5, 2-8, 6-10, 8-12 y 11-15 (Descanso) 14-17, 14-21, 17-23, 18-24, 19-27 y 22-31 (Final)

Árbitros: Kurtagic y Wetterwik (SWE). Excluyeron por dos minutos a Arnarsson y Gustafson por Islandia; y a Nikola Karabatic, Fabregas, Mem y Luka Karabatic (2) por Francia.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo I de la segunda fase del Mundial de balonmano de Alemania y Dinamarca disputado en el Lanxess Arena de Colonia ante 18.500 espectadores.