EFERedacción deportes

La selección española femenina de balonmano dio un sufrido paso hacia los cuartos de final, tras imponerse por 28-26 a Japón, en un encuentro en el que las "Guerreras" lograron sobreponerse a sus numerosos errores.

La contención y sobriedad que mostró el conjunto español en la primera fase, en la que las de José Ignacio Prades limitaron al máximo las pérdidas de balón, su habitual talón de Aquiles, desapareció por completo ante JJapón contagiado por el eléctrico ritmo del equipo japonés.

Una circunstancia que condenó a España a entrar en una peligrosa dinámica de fallos y más fallos, al igual que le ocurrió al equipo japonés, de las jugadoras española lograron salir a tiempo para sumar un triunfo, que le permitió prolongar el pleno de victorias en el Campeonato del Mundo.

Contagiadas por el vértigo que las japonesas acostumbran a dotar a sus partidos las jugadoras españolas parecieron empeñadas desde el principio en dotar de la máxima velocidad a todas sus acciones tanto en ataque como en defensa.

Una fórmula que no pudo dar mejores frutos de partida al equipo español, que en los primeros nueve minutos de juego ya acumulaba las suficientes recuperaciones de balón para situarse con una esperanzadora renta de cuatro tantos en el marcador (7-3).

Pero el problema fue que las "Guerreras" no tardaron en confundir la velocidad con la precipitación, obcecadas en tratar de resolver sus ataques en apenas uno segundos.

Una circunstancia que no desaprovechó la selección de Japón, que poco a poco fue añadiendo a la velocidad en la circulación de balón la precisión necesaria para hacer llegar el balón con ventaja a la extremo Hiraku Matsumoto, que cerró la primera mitad con seis dianas.

Todo lo contrario que España, que en el momento que no pudo conectar con la pivote Kaba Gassama, que cada vez que recibió el balón en la línea de seis metros hizo valer su superioridad física, se enredó en ataque encadenando una pérdida tras otras.

Dinámicas contrapuestas que no tardaron en trasladarse al marcador en el que las de José Ignacio Prades pasaron de ganar por 7-3 a verse con un gol d desventaja (9-10) tras encajar un parcial adverso de 2-7 en diez minutos.

Un aviso del sufrimiento que le aguardaba al conjunto español, en el que sólo la sobresaliente actuación de la portera Silvia Navarro, le permitió impedir la escapada de la escuadra japonesa.

Dudas ofensivas que parecieron resolverse con la entrada a la pista de la central Carmen Campos y, sobre todo, de Paula Arcos, que con su eléctricas penetraciones alivió los problemas en ataque de un equipo español, que aferrado a la joven lateral logró igualar la contienda (15-15) a la conclusión del primer tiempo.

Un descanso que pareció sentar mejor a la selección española que pareció recuperar la intensidad defensiva que le permitió distanciarse en el marcador en el arranque de la contienda.

Aunque el principal cambio del equipo español llegó en ataque donde la presencia de la central Silvia Arderius pareció dotar a las "Guerreras" de la claridad necesaria para hacer llegar el balón a las extremos y pivotes, lo que propició un nuevo despegue del equipo español (19-16).

Sin embargo, las pérdidas de balón, un problema que España nunca fue capaz de resolver, volvieron a lastrar a las de José Ignacio Prades, que vieron como nunca eran capaces de descolgar en el marcador a las asiáticas.

Pero si el conjunto español no dejó de sumar errores, el mismo problema sufrió la selección japonesa que se empeñó en compensar cada pérdida de balón de las "Guerreras" con un fallo propio.

Una peligrosa dinámica de la que lograron salir a tiempo las "Guerreras", gracias a la excelente labor de la lateral derecho Almudena Rodriguez y, sobre todo, de la extremo Maitane Etxeberria, autora de cinco tantos, que pusieron la pausa y la efectividad al ataque español en tramo final.

Acierto ofensivo que permitió a España situarse con una renta de cuatro tantos (25-21) a falta de menos de ocho minutos para la conclusión, que ni el empeño de Japón, que recurrió al ataque con siete jugadoras en los instantes finales, logró ya enjugar como reflejó el 28-26 final.

Ficha técnica:

28 - España: Navarro; Carmen Martín (2p), Espínola (-), Alicia Fernández (3, 2p), Barbosa (5), Jennifer Gutiérrez (3) y Gassama (2) -equipo inicial- Castellanos (ps), Campos (1p), Arderius (-), Etxeberria (5), Sole López (-), Almudena Rodríguez (4), Ainhoa Hernández (1), Arcos (2) y Mireya González (-)

26 - Japón: Kametani; Fujita (-), Kitahara (-), Sahara (1), Nagata (1), Yoshidome (-) y Aizawa (7, 4p) -equipo inicial- Baba (ps), Ohyama (1), Matsumoto (7), Iwabuchi (-), Kondo (3), Nakayama (5, 3p), Yamamoto (-), Hattori (1) y Ohmatsuzawa (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 7-4, 9-6, 10-10, 12-11 y 15-15 (Descanso) 17-16, 19-17, 21-19, 24-21, 25-23 y 28-26 (Final)

Árbitros: Krichen y Makhlouf (TUN). Excluyeron por dos minutos a Espínola y Jennifer Gutiérrez por España; y a Sahara, Aizawa y Kitahara por Japón.

Incidencias: Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo IV de la segunda fase del Mundial de España 2021 disputado en el Palacio de los Deportes de Torrevieja.