EFEMadrid

Unos 1,2 millones de espectadores acudirán a ver el Mundial 2022. Para atenderlos, apuestan por innovar y optimizar con 4.000 habitaciones en cruceros. "No queremos construir hoteles que después no sirvan", explica a EFE Fatma Al-Nuaimi, directora ejecutiva de Comunicación del Comité Supremo para la Entrega y el Legado de Qatar 2022.

“Nosotros siempre decimos que este es el Mundial de la primera vez”, asegura. Primera vez en invierno, en Oriente Medio y en el que los aficionados podrán acudir a ver más de un partido al día; por la cercanía de unos estadios que, asegura, han tenido un coste de unos 5.760 millones de euros

Pregunta: Primer Mundial que se va a disputar en invierno. ¿Cómo cambia esto los planes a nivel organizativo?

Respuesta: Creemos que la decisión de que el Mundial se juegue en invierno va a ser buena para todos. Incluidos los jugadores, ya que llegarán en su pico de forma cuando empiece al Mundial.

Para nosotros, un punto fuerte de este Mundial es que será ‘compacto’, ya que los aficionados podrán acudir a más de un partido al día. Como organizadores, hay varias características nuevas; que será compacto, albergado en invierno, por primera vez los aficionados podrán acudir a más de un partido al día, los aficionados podrán estar alojados en el mismo sitio todo el Mundial para seguir a su equipo…

P: Teniendo en cuenta la pandemia y que se disputa en invierno, ¿qué previsión de visitantes manejan?

R: Esperamos recibir a 1,2 millones de espectadores durante el torneo, aunque queden algunas naciones todavía por clasificarse. Pero también esperamos muchos visitantes de países que no están clasificados. Por ejemplo, con China y Estados Unidos, que no se han clasificado aún, y están dentro del ‘top5’ de países que más entradas han comprado.

P: Eso exigirá nuevos alojamientos. ¿Qué tienen pensado?

R: En primer lugar, en lo que se refiere al alojamiento, según la ubicación geográfica, tenemos muchas opciones de hoteles, desde dos hasta cinco estrellas. Nosotros, aprendiendo de anteriores Copas del Mundo, no queremos empezar a construir hoteles para que no sirvan para nada después de los torneos. Así que queremos crear soluciones innovadoras para el alojamiento. Hemos firmado con dos cruceros que proporcionarán 4.000 habitaciones para el torneo, y hemos firmado un acuerdo con Accor, que es una empresa francesa que es una de las mayores marcas hoteleras del mundo. Vendrán a ayudar y se encargarán de gestionar las casas locales como puntos de servicio, para que la gente pueda elegir. El alojamiento estará listo a tiempo y lo anunciaremos en el futuro. Queremos dar a los aficionados una opción para que puedan elegir. Queremos que nuestro Mundial sea asequible, y dar opciones a cualquier presupuesto.

P: ¿Cuánto ha costado construir los estadios?

R: Las construcciones de los estadios costaron 6.500 millones de dólares (5.760 millones de euros), incluyendo los ocho con sus infraestructuras relacionadas para el Mundial. Uno de ellos será construido de una forma eficiente y sostenible, el Ras Aboud Stadium, diseñado por Mark Fenwick y que será desmontable al estar hecho por contenedores y además es más barato de construir.

Intentamos que algunos los estadios tengan un legado después del torneo. Hace 12 años nos concedieron la oportunidad de albergar el Mundial, así que pensamos cómo podíamos hacer para que estos estadios tuvieran un beneficio en la comunidad más allá del Mundial; teniendo escuelas, servicios hospitalarios, negocios, hoteles… lo que sea que reclame la sociedad. Esto es importante para nosotros porque no necesitaremos tantos estadios después del Mundial.

P: ¿Cómo puede ayudar este Mundial a Qatar?

R: Desde que nos concedieron el Mundial, lo vimos como una oportunidad para que sirva de catalizador para desarrollar nuestro país con a mente puesta en 2030; con los objetivos de potenciar el turismo, conservación del medioambiente, construcción del metro, ampliación del aeropuerto… todos estos proyectos están aumentando nuestro nivel de país y, aunque ya estaban en nuestros planes, tener la oportunidad de organizar el Mundial los ha acelerado.

Que gracias al Mundial vengan 1,2 millones de personas será una gran oportunidad para obtener un montón de aportaciones sobre turismo deportivo, más allá de la industria del deporte.

P: Siempre se dice que el siguiente Mundial será el mejor, aunque con este quizá hay más dudas. ¿Por qué puede hacer Qatar especial este Mundial?

R: Nosotros siempre decimos que este es el “Mundial de la primera vez”. Primera vez en Oriente Medio, en invierno, la primera compacta -con dos estadios en cinco kilómetros y la mayor distancia entre ellos de 75 km- para que los aficionados acudan a más de un partido…; todo esto lo hace diferente a los anteriores Mundiales.

Además, este Mundial nos da la oportunidad de mostrar al mundo la hospitalidad árabe y la pasión por el fútbol que tenemos aquí, se vio con la Copa Árabe en diciembre. Será una gran oportunidad de conocer Qatar para todo el mundo.

P: Hace poco albergaron en Qatar la Copa Árabe. ¿Cómo fue este test de cara al Mundial?

R: La experiencia fue muy buena. Sobre todo porque después del coronavirus, tener a tantos medios de comunicación, aficionados, más de 500.000 entradas vendidas… es muy importante para nosotros. Además, rompimos el récord de más asistentes a un partido de fútbol en la historia de Qatar, con unos 63.000 espectadores en la grada.

Además, tuvimos a 16 equipos compitiendo en Qatar, lo que fue una gran prueba para ver el nivel de nuestras instalaciones, la seguridad y la gestión del día a día. También pusimos a prueba la ‘Fan ID’, que permite a los aficionados acceder a los partidos y usar el transporte público de forma gratuita. Una gran prueba de cara a tener a 32 selecciones de fútbol en nuestro país.

Óscar Maya Belchí