EFEMadrid

El Movistar Estudiantes, pese a cambiar de actitud y mostrarse muy agresivo en defensa, encajó su sexta derrota consecutiva y la cuarta en casa, al perder por 67-85 ante un Casademont Zaragoza, lo que le hace ahondar en su crisis clasificatoria.

Estudiantes salió muy agresivo en defensa. Sabedor de la extrema gravedad de su situación clasificatoria, el equipo colegial apostó claramente por la defensa para competir con el Casademont Zaragoza, el tercero de la clasificación y vencedor de los dos grandes, Barça y Real Madrid.

Esta actitud sorprendió a los aragoneses de inicio, aunque las mínimas ventajas locales eran rápidamente enjugadas, 6-2 (min.2) y 6-6 (m.3).

La impresión era que el Estudiantes iba al límite desde el primer momento y que el Zaragoza se lo tomaba con más tranquilidad sabedor de su superioridad.

El debut de Toney Douglas en las filas madrileñas, sirvió para comprobar que es un jugador que necesita y acapara mucho balón, aunque todavía es pronto para dictar sentencia al respecto.

Con Javier Justiz dominando bajo aros, el primer cuarto acabó con 15-19 y un triple anotado por bando. El colegial por Douglas en el último suspiro.

Los madrileños siguieron luchando en el segundo cuarto en defensa y pasando apuros en ataque ante la falta de acierto e ideas en su juego. Pese a todo se mantuvieron en la pelea y en el marcador, 28-28 (m.17.30), aunque al final el Casademont alcanzó los vestuarios con un 30-37, con DJ Seeley y Nico Brussino entre los destacados. Kenny Kadji fue el mejor anotador entre los locales.

Al empuje colegial, el Zaragoza opuso tranquilidad, experiencia y calidad para contrarrestar los empellones en el marcador, 32-43 (m 21.45) y 43-44 poco más de tres minutos después. Un 11-1 marcado por las ganas locales.

El dominio de Justiz y la experiencia de Nemanja Radovic fueron importantes para un Zaragoza que no se dejó influir por la igualdad en el marcador y siguió con su trabajo pese a no tener un día especialmente brillante.

El empate a 50 (m.27.40) se convirtió en igualdad a 53 tras los triples de DJ Seeley y Philip Scrubb. Pero fue Seeley el gran protagonista del final del tercer cuarto y el responsable de que los rojillos terminaran el cuarto en ventaja, 55-61.

La cuarta personal de Kadji y la expulsión de Víctor Arteaga al cometer la cuarta y una técnica a continuación por aplaudir al árbitro, dejaron al Estudiantes con pocas opciones, en la lucha bajo los aros, para los diez minutos finales.

Dos triples de Phill Pressey volvieron a acercar a los locales en el marcador, 61-64 (m.32). Pero hasta ahí llegaron las fuerzas colegiales, el Zaragoza, en uno de sus partidos menos brillantes de la temporada, impuso su calidad para acabar venciendo en un más que tranquilo final por 67-85.

Seeley, Justiz y Radovic fueron una barrera infranqueable para un Estudiantes voluntarioso.

Ficha técnica:

67 - Movistar Estudiantes (15+15+25+12): Pressey (10), Palacios (15), Vicedo (2), Scrubb (10) y Kadji (15) -cinco inicial-, Dangubic (1), Dukan, Douglas (8), Arteaga (6) y Giedraitis.

85 - Casademont Zaragoza (19+18+24+24): Justiz (11), Seeley (20), Radovic (22), Benzing (2) y San Miguel -cinco inicial-, Barreiro (4), Brussino (5), Alocén (8), Vázquez (6), Ennis (1), Hlinason (6) y García.

Árbitros: Miguel A. Pérez, Francisco Araña y David Sánchez. Víctor Arteaga fue eliminado por cinco personales, la última una técnica (m.30).

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (Wizink Center) de Madrid ante 7.854 espectadores.

Ricardo Molinelli