EFEGijón

Los Barbarians superaron este sábado a una selección española con muchas caras nuevas por 7-26 en un encuentro amistoso disputado en el estadio El Molinón, primero de rugby en el municipal gijonés y el único del legendario combinado internacional en España.

España presentó una alineación con muchos debutantes, Álex Suárez, Imanol Urraza y Gonzalo Vinuesa y otros como Guillermo Moretón o Thierry Futeu que, aunque no debutaban, sí entraban por primera vez en la lista.

Era un partido sin la presión que supone la necesidad de una victoria porque el encuentro era para disfrutar ante un combinado internacional formado por jugadores de un gran nivel y que han sido muchas veces internacionales con países de tanta tradición en el rugby como Inglaterra, Irlanda, Gales, Escocia, Nueva Zelanda o Sudáfrica.

La posibilidad de ver en acción a la selección española, decimoquinta en el ranking mundial, y sobre todo a los Barbarians, concentró en El Molinón a los aficionados asturianos y también a otros llegados de provincias limítrofes porque las ocasiones de ver en directo al legendario equipo en España son muy escasas.

El partido fue más especial para dos hombres el asturiano Álex Suárez que no solo debutaba con el XV del León sino que además lo hacía en su tierra y en un escenario como El Molinón que acogía un primer partido de rugby en sus 114 años de existencia.

El otro era el gigantón irlandés Devin Toner para quien este partido era el último de su carrera profesional, un cruce de trayectorias entre el joven que da sus primeros pasos internacionales y el veterano que decide poner fin a una larga trayectoria en la que defendió en más de 70 ocasiones la elástica irlandesa.

La alineación de los Barbarians es muy diferente a la que hace unos días se impuso a Inglaterra pero igualmente potente en la que destaca el "All Black" Charlie Fauminia, campeón del mundo con Nueva Zelanda.

La selección nacional tuteó a los Barabrians durante los primeros minutos del partido e incluso suyas fueron las primeras ocasiones que fueron frenadas prácticamente sobre la raya de ensayo hasta que Adan Byrne logró romper la defensa roja para adelantar a su equipo que amplió la ventaja antes del descanso con otro ensayo de Rhyno Smith, 14-0.

En el descanso se homenajeó a los equipos de Oviedo Rugby y Belenos de Avilés por sus ascensos a la División de Honor B y División de Honor respectivamente y a la selección asturiana de rugby adaptado que se proclamó campeona de España.

En la segunda parte España logró superar la defensa de Barbarians para lograr un ensayo por mediación de Ekain Imaz para un resultado final de 26-7 ya que el equipo británico sumó otros dos más.