EFEBarcelona

El nuevo Barça de Sarunas Jasikevicius se estrenó en la Euroliga con un sólido triunfo (76-66) ante el CSKA de Moscú, un rival directo que los locales anularon desde el rigor defensivo y la aportación ofensiva de Brandon Davies (18 puntos) y Nikola Mirotic (17 puntos y 7 rebotes) en la zona.

Fue una victoria de prestigio para los catalanes ante el actual campeón de la competición, muy discreto desde el perímetro (8 triples de 27 intentos), que se topó con un equipo que aceleró en defensa en el último cuarto para cerrar un encuentro que en el tercer periodo se igualó.

Completó unos veinte primeros minutos convincentes el conjunto azulgrana, brillantes en el primer cuarto, cuando los pupilos de 'Saras' dieron pinceladas de lo que quiere el lituano: fluidez en ataque y solidez, mucha solidez, en defensa.

Prueba de ello fueron los hasta cuatro robos que el Barça sumó en los primeros diez minutos. Mike James no anotaba y solo Hilliard amenazaba desde el perímetro.

Y en ataque, tenía paciencia el Barça, con Mirotic y Davies mandando en la zona, y Calathes moviendo lo hilos en ataque para cerrar el cuarto con un contraataque brillante que situaba el 24-14 favorables a los locales.

Pese a las rotaciones, mantuvieron el nivel los catalanes en los primeros latidos del segundo cuarto. Heurtel y Hanga respondieron en ataque, lo que permitió a su equipo situarse con una cómoda ventaja de 14 puntos (33-19, min.15). Reaccionó el CSKA con su mejor arma: el tiro exterior. Con James discreto, Hackett impulsó a los suyos con dos triples.

Mirotic, autor de 13 puntos en el primer tiempo, pisó de nuevo la pista y su equipo volvió a tomar aire hasta un último parcial de 0-4 del equipo ruso, que dejó el 41-33 al descanso.

En la reanudación, el ritmo del partido cambió. Fue un tercer acto gris. Mandaron las defensas, se impuso el juego físico y el talento de ambos equipos apenas se dejó ver.

Solo Hackett animaba el partido con algún triple, mientras que en el Barça alguna acción aislada de Mirotic y Heurtel sobresalían en ataques sin dinamismo.

El parcial fue discreto (14-15) y el CSKA, con poco acierto desde el perímetro, seguía con mucha vida para afrontar los últimos diez minutos del encuentro (55-48).

El Barça seguía desconectado y lo aprovecharon los visitantes para situarse a dos puntos de la mano de Shengeila, máximo anotador del CSKA, y James (57-55, min.32).

Volvía a empezar el partido y parecía que los rusos llegaban más enteros, pero apretaron las tuercas en defensa los azulgrana para incomodar a Mike James, que perdió dos balones, y sumar con facilidad.

Destacó Abrines (13 puntos), desde el perímetro, y Davies en la pintura para situar el 69-57 a menos de cuatro minutos para el final. Una ventaja que amplió Calathes a tres minutos para el final (71-57).

Un arañazo que fue definitivo. Pese a los triples de Hilliard y James, el Barça no tiritó e inició el camino hacia Colonia con buen sabor de boca ante un rival que, como los azulgrana, todavía está lejos de su mejor versión.

Ficha técnica:

76 - Barça (24+17+14+21): Calathes (7), Abrines (13), Higgins (8), Mirotic (17), Oriola (-) -cinco inicial- Davies (18), Hanga (7), Smits (2), Heurtel (4) y Claver (-).

66 - CSKA Moscú (14+19+15+18): James (13), Ukhov (3), Voigtmann (2), Shengeila (15), Kurbanov (-) -cinco inicial- Bolomboy (6), Hilliard (8), Hackett (11) y Clyburn (8).

Árbitros: Christos Christodoulou, Damir Javor, Michele Rossi. Eliminados: Hilliard (min.40)

Incidencias: partido de la primera jornada de la Euroliga disputado sin público en el Palau Blaugrana.