EFELa Laguna (Tenerife)

El Iberostar Tenerife sacó adelante un partido complicado frente al Divina Seguros Joventut (79-72) en un duelo que tuvo un primer cuarto dominado por los catalanes, pero el resto de los tinerfeños, aunque sin excesiva claridad.

El conjunto canario, que fue de menos a más a lo largo de los cuarenta minutos de partido, sacó el máximo provecho de una racha anotadora final liderada por Brussino que ya los visitantes no consiguieron recortar como las anteriores.

Ganar era vital para los tinerfeños que veían como sus más directos rivales empezaban a tomar claras diferencias en la clasificación. El equipo catalán marcaba la barrera entre los equipos que accederán a las eliminatorias de ascenso y el noveno lugar, con dos victorias menos, estaba el cuadro isleño.

Este triunfo acorta distancia en la clasificación, aunque los catalanes se quedan con el "basket-average" particular, ya que en el encuentro de la primera vuelta ganó por 20 puntos (84-64).

Tras un primer cuarto de estudio por parte de los dos equipos, sería el Joventut quien tomaría las primeras ventajas en el electrónico, llegando, en este primer cuarto, a tener una de siete puntos (11-18), el equipo catalán alternaba la defensa individual con la zonal, pero fue esta última la que más daño hizo al canario.

La salida del cuadro lagunero en el segundo cuarto fue determinante para poner las cosas en su lugar. Gillet sería el jugador determinante y ocho puntos de él supondría poner el marcador de nuevo igualado (19-20).

A partir de ahí, el marcador estuvo igualado. Rodrigo San Miguel hizo un fenomenal trabajo, tanto en defensa sobre Nico Laprovittoila, como en ataque, siendo, antes del descanso, el máximo anotador de su equipo, al que se llegó con ventaja de un equipo local de 39-35, que estaba en ese crecimiento colectivo.

El tercer periodo empezó con clara ventaja local y que llegó a tener nueve puntos a su favor (52-43), la máxima hasta el momento, lo que provocó un tiempo muerto de Carles Durán y un cambio en el juego visitante, aunque seguían perdiendo muchos rebotes, así como balones en su ataque.

Fue en el inicio del último cuarto cuando el Divina Seguros Joventut volvió a meterse de nuevo en el partido tras dos triples de Thad McFadden, ex jugador del Iberostar (59-58).

El combinado tinerfeño pasó por unos momentos de indecisiones ofensivas y, aunque hizo un buen trabajo atrás, no lograba de nuevo controlar el partido, hasta que Brussino anotó dos triples consecutivos que terminó por decidir el choque (69-64), a falta de dos minutos para el final.

Los intentos del Joventut fueron infructuosos y el equipo catalán ya no tuvo capacidad para volver a igualar el choque.

Ficha técnica:

79. Iberostar Tenerife (13+26+20+20): San Miguel (22), Richotti (4), Brussino (12), Abromaitis (3), Iverson (5) -inicial-, Bassas (5), Niang (-), Staiger (-), Beirán (11), Gillet (11) y Saiz (6).

72. Divina Seguros Joventut 72 (18+17+17+20). Laprovittola (10), López-Arostegui (9), Ventura (3), Harangody (9), Todorovic (8) -inicial-, Dimitrijevic (5), Morgan (5), Delia (11), Boungou-Colo (-) y McFadden (12).

Árbitros: Calatrava, Gasrcía Ortiz y Padrós.

Incidencias: Pabellón de Deportes Santiago Martín. 3.742 aficionados según datos del club.

Javier Sotomayor