EFESanta Cruz de Tenerife

El Clarinos Ciudad de La Laguna-Tenerife ha caído este miércoles en la primera jornada de la Eurocopa femenina ante el equipo francés Tango Bourges, en un ajustado partido en el que la jugadora rival Alix Duchet anotó la canasta de la victoria en los últimos segundos.

La aparición final de la alero morada Pao Ferrari fue clave para que el combinado isleño soñara con estrenarse con triunfo en la competición europea.

Tomó la primera ventaja el combinado visitante después de un triple de Alix Duchet (6-11), pero logró mantenerse el Tenerife con los aciertos de Ivana Tikvic, María Pina y Kaela Davis (12-11).

Con otro triple de Anne Senosiáin comenzó un periodo de dominio morado (17-11) que se mantuvo hasta el final del primer cuarto (19-15) y que se prolongó al comienzo del segundo con otro acierto desde el perímetro de Pina (22-15).

Se acercó ligeramente el conjunto francés con la calidad de su juego interior conformado por Endene Miyem e Isabelle Yacoubou (28-22); sin embargo, el cuadro tinerfeño aguantó todos los arreones y dominó el marcador hasta que al marcador le restaron 01:35 minutos para el descanso.

Un parcial de 5-12 situaría a las visitantes por delante (33-34) y provocaría que el equipo dirigido por Claudio García se fuera dos puntos abajo al descanso (37-39) pese a haber tenido la sensación de controlar el choque.

Amagó la dureza física de las francesas con imponerse (45-49), no obstante el equipo isleño se mantuvo sólido en defensa y, con ello, conseguía anotar, sobre todo por medio de su mejor atacante, Davis (54-55). Un triple de Duchet sobre la bocina del tercero situaría el marcador en el 54-58 a falta de diez minutos para el cierre.

Davis y Pina continuaban acertadas pero no lograban contrarrestar el poderío interior de Yacoubou y el acierto exterior de Duchet y Michel. Con la aparición de Pao Ferrari el Tenerife terminó forzando el empate (73-73) y fue gracias a la alero paraguaya que las locales llegaron con opciones al cara o cruz final.

Con el 77-78 a falta de apenas 18 segundos, Ferrari anotó un tiro lejano en suspensión que sirvió para poner el choque en el 79-78, al que contestó Duchet con una entrada a tabla y dejando el cronómetro en tan solo dos segundos para el final (79-80), casi sin tiempo para que Raksanyi intentara un tiro que no quiso entrar en la última jugada.