EFEValencia

El Valencia Basket logró mantener este domingo la energía que mostró el viernes en su triunfo ante el Bayern Munich y, guiado por un brillante Guillem Vives, sumó su segunda victoria consecutiva al desbordar en los primeros veinticinco minutos a un Casademont Zaragoza que no dejó de buscar la manera de engancharse al choque.

Impulsado por esa brillante victoria europea, el Valencia saltó consciente de qué debía hacer. Defendió y corrió para acabar en contraataque cuando pudo y si no para aprovechar el descaro de Vanja Marinkovic y Maurice Ndour, lo que le permitió abrir la primera gran brecha pues enfrente sólo Robin Benzing presentaba resistencia (23-9, m.7).

Los dos equipos iniciaron las rotaciones pero mientras Porfirio Fisac no encontró a ningún jugador en su banquillo que le sumara, tampoco el debutante Dylan Ennis, en los locales, el ímpetu de Alberto Abalde compensó el que bajara algo el listón defensivo.

Un mate al contraataque del gallego tras un excelente pase de Jordan Loyd puso en aviso a los visitantes de que el partido se les podía estar escapando antes de tiempo (43-18, m.15).

Un tiempo muerto de Fisac y la dupla que formaron Javi García y DJ Seeley permitió al conjunto aragonés aprovechar que los cambios hicieron perder algo de rigor a los locales pero la falta de confianza hizo que no sacaran el partido que se podría haber extraído.

Eso permitió a Guillem Vives recuperar el timón del choque y permitió al Valencia llegar al descanso con el encuentro casi en el bolsillo (53-29, m.20).

Repitió quinteto el Valencia y también buena salida que neutralizó el cambio de guión con una defensa mixta con Benzing en punta y el resto ajustando que Vives y Marinkovic desinflando con tres triples seguidos que llevaron la renta local hasta los 30 puntos.

El Zaragoza buscó otra manera de entrar en el partido y encontró a Barreiro y en sus defensas alternativas que complicaron la lectura del Valencia, que no encontró la manera de anotar con fluidez.

Los locales bajaron su defensa y ya no podían correr y tampoco acertaban a desenredar la madeja aragonesa pero cuando parecía que se le podía complicar un triple de Abalde y un contraataque de Jordan Loyd le dieron aire (77-51, m.30).

Siguió buscando el Zaragoza las rendijas del partido, con Ennis pero cada vez que parecía encontrarla aparecía Abalde para cerrarla y obligar a buscar otra pero poco a poco la ventaja fue reduciéndose (82-66, m.35).

Al comprobar que el final se le podía complicar innecesariamente, Ponsarnau recuperó a Vives y de manera inmediata el equipo valenciano se estabilizó y gozó de un plácido y merecido final de partido ante un Zaragoza que pese a su tenacidad no pudo evitar sumar su segunda derrota seguida en ACB.

Ficha técnica:

92. Valencia Basket (25+28+24+15): Vives (15), Marinkovic (10), Doornekamp (-), Ndour (14), Dubljevic (5) -cinco titular- Colom (7), Loyd (6), Abalde (19), Labeyrie (1), Tobey (9), Motum (3) y Sastre (3).

74. Casademont Zaragoza (11+18+22+23): Alocén (5), DJ Seeley (9), Benzing (12), Radovic (8), Justiz (2) -cinco titular- Barreiro (12), Brussino (6), Vázquez (4), Krejci (2), Ennis (8), Hlinason (3) y García (3).

Árbitros: García González, Araña y González Gálvez. Eliminaron por faltas personales al visitante Barreiro (m.34).

Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de la fase regular de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.079 espectadores. EFE

1010146

nhp ag/og

(Foto)