EFEBoston (EE.UU.)

El base Kemba Walker igualó su mejor marca de la temporada con 32 puntos, incluidos cinco triples de 11 intentos, y los Boston Celtics lograron imponerse con facilidad por 99-86 a los Phoenix Suns, que rompieron racha de dos triunfos seguidos fuera de su campo.

Walker acertó 11 de 17 tiros de campo, además de capturar cuatro rebotes y repartir otras cuatro asistencias, en el partido que más lo necesitó su equipo después de que los Celtics tuvieron la baja del escolta Jaylen Brown, lesionado con molestias en el hombro izquierdo.

El ala-pívot Jayson Tatum falló 14 de 17 tiros de campo, aunque concluyó el partido con un doble-doble de 15 puntos y 17 rebotes.

Los Celtics lideraron por 21 puntos en la segunda mitad. Han ganado nueve de sus últimos 11 partidos y tienen marca de 32-27, la sexta mejor de la Conferencia Ese, empatados con los Atlanta Hawks.

Después de una victoria en Filadelfia el miércoles, los Suns (42-17) cayeron dos partidos detrás de Utah Jazz, que descansaron y tienen la mejor marca de la Conferencia Oeste y de la liga.

A pesar de la derrota, los Suns mantienen marca de 19-8 como equipo visitante, la mejor de la NBA.

El base Chris Paul tuvo 22 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias, que esta vez no pudieron salvar a su equipo de la derrota, la tercera en los últimos 10 partidos disputados.

El escolta hispano Devin Booker llegó a los 15 puntos antes de cometer la sexta falta personal que lo dejó eliminado del partido cuando aun faltaban 4:37 minutos por jugarse.

Boston tomó una ventaja de 66-45 en el tercer cuarto con un tiro en suspensión de Tatum. Los Suns respondieron con una racha de 14-2 y perdieron 77-65 al ingresar al cuarto.

Un triple del alero Mikal Bridges puso a Phoenix a 95-86 con 1:29 por jugarse. Pero un robo y una bandeja del base-escolta Marcus Smart ayudaron a los Celtics a cerrarlo.

Walker y Smart se quedaron fuera de la derrota del lunes por la noche ante Chicago por enfermedades distintas de la covid-19.

Debido a un raro receso al final de la temporada en el calendario, tuvieron dos días adicionales para recuperarse antes del enfrentamiento del jueves.

Walker, quien tampoco ha jugado consecutivamente para descansar la débil rodilla izquierda que lo dejó fuera de competición durante los primeros 11 partidos de esta temporada, parecía rejuvenecido.

El base titular de los Celtics anotó sus primeros cuatro tiros de campo del partido, incluidos tres triples, durante una primera mitad de 19 puntos.

Casi todas las partes de su juego funcionaban de manera ofensiva, desde crear espacio con el regate durante 3 segundos, hasta superar a los defensores y entrar en la línea con tiros cortos o forzar que le cometiesen faltas personales.

Mientras que los Suns anotaron 24 puntos en 23 pérdidas de balón de los Celtics.