EFEFráncfort (Alemania)

El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas tuvo hasta septiembre un beneficio neto atribuido de 1.915 millones de euros, un 580,3 % más elevado que un año antes, tras recuperarse de la caída de las ventas el año pasado por la pandemia.

Adidas informó hoy de que la facturación mejoró en el mismo periodo hasta 16.096 millones de euros (+21,1 %), mientras el beneficio operativo se disparó a 1.920 millones de euros (+269,1 % un año antes).

El margen de rentabilidad operativa sobre las ventas ha subido hasta el 11,9 % (3,9 % un año antes).

Adidas tuvo un buen resultado en un entorno caracterizado "por desafíos severos por el lado de la oferta y la demanda", gracias al éxito del lanzamiento de nuevos productos, considera su consejero delegado, Kasper Rorsted.

Los problemas en China, los confinamientos en algunos países de Asia y el Pacífico para frenar la propagación de la covid-19 y los problemas de suministro de materiales redujeron el crecimiento de los ingresos en el tercer trimestre en unos 600 millones de euros.

Pero Adidas aplicó este año descuentos más bajos a sus productos, que el año pasado, cuando tuvo que bajar los precios para vaciar inventarios acumulados durante los confinamientos.

Durante el tercer trimestre, Adidas firmó un acuerdo para vender la marca Reebok a Authentic Brands Group por hasta 2.100 millones de euros, que se pagarán mayormente en metálico al final de la transacción, previsiblemente en el primer trimestre de 2022.

Adidas confirma que su margen de rentabilidad operativa y el beneficio neto se situarán este año en la parte baja del rango pronosticado de entre el 9,5 y el 10 % (margen) y entre 1.400 y 1.500 millones de euros (beneficio neto).