EFEMurcia

Carlos Alcaraz Garfia, séptimo jugador de la clasificación ATP a sus 19 años, muestra su gen competitivo al más alto nivel y ya ha superado con creces lo hecho en sus inicios por la mayoría de los grandes del tenis mundial en los torneos de Grand Slam, salvo por Rafa Nadal.

El joven tenista murciano espera mantener esta tendencia en el torneo de Wimbledon, en el que confía en debutar con victoria ante el alemán Jan Lennard Struff y así sumar un 6 de 6 en sus estrenos en los "major" que habrá disputado hasta la fecha.

El de El Palmar ha conocido este viernes que le tocará enfrentarse a un veterano como Struff (32 años de edad y 158 del mundo) sobre la hierba del All England Lawn Tennis and Croquet Club y para eso se sigue preparando.

El germano no le trae buenos recuerdos pues le apeó de Roland Garros hace poco más de un año en la tercera ronda venciéndole en tres sets por 4-6, 6-7 (3) y 2-6 cuando el murciano era el 97 de la lista internacional y su rival el 42.

En caso de ir avanzando el español se podría cruzar en unos hipotéticos cuartos de final con el serbio Novak Djokovic.

Antes de conocer el resultado del sorteo jugó ante el estadounidense Frances Tiafoe, vigésimo octavo de la ATP, que le derrotó por 6-4 y 6-2 en el torneo de exhibición de Hurlingham, en Londres, varias semanas después de acabar su participación en Roland Garros, y este sábado volverá a comparecer en esa exclusiva cita frente al noruego Casper Ruud, que es quinto.

Aunque las comparaciones con Rafa Nadal son recurrentes desde que Alcaraz apareció en el circuito, lo cierto es que el mallorquín es el único de los tenistas que están arriba en la clasificación que mejora la aparición del palmareño en sus primeros torneos de Grand Slam.

El pupilo de Juan Carlos Ferrero lleva cinco estrenos victoriosos en torneos de esta magnitud y su tope son los cuartos de final que alcanzó tanto en el Abierto de Estados Unidos de 2021 como en Roland Garros de 2022.

En tercera ronda se quedó en el Abierto de Australia de 2022 y en segunda en Wimbledon y en Australia el pasado año.

Su bagaje en los cuadros finales de los cuatro más grandes torneos de la ATP es de 14 victorias y 6 derrotas en 20 partidos.

Ese cinco de cinco victorioso en los estrenos estuvieron lejos de firmarlo la mayoría de las raquetas más brillantes del panorama internacional.

Nadal está muy por encima de todos en esta particular clasificación y es que el de Manacor, que lleva 22 títulos de Grand Slam -14 en Roland Garros, 4 en Estados Unidos, 2 en Wimbledon y otros 2 en Australia-, ha estado en 64 cuadros finales de este tipo de torneos y sólo cayó en primera ronda dos veces.

La primera fue en su trigésimo quinta presencia al perder en Wimbledon de 2013 ante el belga Steve Darcis, entonces el número 135 del mundo, por 6-7 (4), 6-7 (8) y 4-6. Su segundo revés a las primeras de cambio llegó en Australia en 2016 contra el también español Fernando Verdasco, que era el 45 y le ganó por 6-7 (6), 6-4, 6-3, 6-7 (4) y 2-6.

Nadal, que en Grand Slam presenta un bagaje de 305 victorias y 41 derrotas, conquistó su primer gran título en Roland Garros 2005 en su sexta comparecencia en un grande, que es la que afrontará precisamente Alcaraz en Londres.

Queda claro que el de Manacor, cuarto jugador del mundo, es un espejo en el que mirarse y así lo hace el murciano, cuya aparición en el circuito al más alto nivel mejora las de los otros dos componentes del conocido como "Big Three".

Roger Federer, con 20 títulos de Grand Slam y un bagaje de 369 victorias y 60 derrotas, perdió en su primer partido en un cuadro final de esta categoría. El suizo, de 40 años y alejado de los principales focos desde hace un tiempo -ahora es el 96 del ranking- cayó en el Roland Garros de 1999 por 7-5, 3-6, 0-6 y 2-6 frente al australiano Patrick Rafter.

El de Basilea tuvo que esperar a su decimoséptima presencia en un Grand Slam para levantar el trofeo. Fue en Wimbledon 2003 superando en la final al australiano Mark Philippoussis por 7-6 (5), 6-2 y 7-6 (3).

Algo similar le ocurrió a Djokovic, igualmente con 20 entorchados y un 327-47. El serbio, que ha bajado al tercer puesto de la ATP, cayó en su estreno por un rotundo 0-6, 2-6 y 1-6 frente al ruso Marat Safin en Australia en 2005.

El de Belgrado conquistó su primer torneo de ese nivel en su decimotercera comparecencia al vencer por 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6 (2) al francés Jo Wilfred Tsonga en Australia 2008.

También en primera ronda se fueron a casa en su estreno de Grand Slam el ruso Daniil Medvedev, actual número 1, y el griego Stefanos Tsitsipas, número 6.

El alemán Alexander Zverev, el 2, lo hizo a las primeras de cambio en su segunda presencia y Casper Ruud, el 5, en la tercera.