EFEBarcelona

Àlex Talavera es uno de los cuatro candidatos que participarán en las elecciones de la Federación Catalana de Fútbol que se celebrarán el próximo domingo y considera que se tiene sacar a la institución de los juzgados, que en los últimos años ha visitado a causa de diferentes litigios.

El expresidente del Cornellà, de 40 años, explica en esta entrevista con EFE que se debe recuperar la convivencia en el fútbol catalán y dejar a un lado la crispación, además de potenciar el fútbol femenino y proteger a los clubes pequeños. Talavera, ingeniero de profesión, llegó a ser el portero suplente de Víctor Valdés en el Barça C.

Pregunta: ¿Cuándo decidió presentarse?

Respuesta: Durante la pandemia llegó un momento en el que veía cosas que no me encajaban. Aparte de la tensión y crispación que ha habido durante estos últimos años en la FCF, que se ha trasladado al fútbol catalán, veía decisiones que no tocaban. Eso lo tienes en la cabeza, pasan las semanas y te das cuenta de que es un momento único para hacer el paso. Y empecé a hacer kilómetros. He hecho 10.000 durante el último año para hablar con los clubes.

P: ¿Por qué considera que la directiva de Joan Soteras ha generado crispación en el fútbol catalán?

R: Son las mismas campañas que están haciendo ahora los continuistas que confrontan a los clubes. No es lo idóneo para la salud del fútbol catalán. Yo he escuchado al presidente Soteras menospreciar a presidentes de clubes. Al del Castelldefels le dijo que era un “titella” (títere) y al del Mercantil que “tiene un coeficiente menor” que el suyo. Y tampoco queremos politizar la FCF como la candidatura de Juanjo Isern, que ha estado con los últimos cinco presidentes.

P: Soteras le acusa de ser el hombre de Andreu Subies (expresidente de la FCF y exvicepresidente de la RFEF tras ser obligado a renunciar por el caso de corrupción conocido como ‘Operación Soule’).

R: Es totalmente falso. Somos una candidatura independiente, de gente de fútbol. El 80% de nuestra candidatura es nueva. Pero el tema es que no tienen palancas para atacar. No tienen argumentos deportivos, ni de mejora federativa ni de mejoras para los clubes.

P: ¿Ustedes qué proponen?

R: Tenemos un equipo formado por economistas, juristas y expertos en auditorías. Hemos analizado los números, los que nos ha dejado la FCF, y hemos hecho comparativas con otras territoriales. Lo mires como lo mires, somos la más cara. La siguiente territorial más cara paga la mitad que la catalana.

P: ¿Este dinero no tiene retorno a los clubes?

R: El problema de base es que la FCF tiene una estructura de gasto hipertrofiada, con 27 millones de euros. Esto supone que necesite cada temporada 27 millones de ingresos y la mayoría salen de los clubes.

P: El lema de su campaña es ‘Els clubs, primer’ (Los clubes, primero). ¿Considera que hasta ahora los clubes no han ido primero?

R: Claro que no. Nosotros queremos crear una federación de federaciones, que no todo esté centralizado en Barcelona. Federaciones propias de cada territorio con estructura propia y referentes de allí. Nadie entra en una institución para hacerlo mal, pero cuando llevas tantos años pierdes la perspectiva totalmente, generas hábitos que crees normales y no lo son. Hay un gran nivel de nepotismo, hay gente que ve normal que por asistir a cuatro reuniones en Barcelona en un día una persona se pueda llevar 1.200 euros. Y quien no tiene dentro el hermano o a la mujer, tiene el hijo. Se tiene que sacar a la federación de los juzgados y recuperar la convivencia en el fútbol catalán.

P: ¿Reducirá los sueldos de los directivos?

R: Debemos tener una FCF mucho más austera, adaptada a la realidad del territorio. En las reuniones con los clubes, les pregunto si el presidente debe cobrar. Y, si es que sí, cuánto. La conclusión es que debe cobrar la mitad de lo que cobra ahora, 120.000 euros netos por año. No pueden haber cuatro o cinco cargos de confianza con sueldos de 80.000 o 90.000 euros.

Si tienes un presidente ejecutivo y un secretario general fuerte no hace falta provocar un coste 200.000 euros al fútbol catalán con un director general. Nosotros hemos lanzado un plan de choque que hemos firmado ante notario que supone entre 4 y 5 millones de euros.

P: ¿Y qué proponen por lo que respecta a los ingresos?

R: Se deben generar más. No hay ningún plan de patrocinios cuando somos la primera federación territorial en número de licencias. ¿Pero cómo una marca de valor querrá asociarse con una institución que está cada día en los juzgados? Se debe revalorizar la marca de la FCF, de las selecciones catalanas, de la Copa Catalunya. Los dirigentes dimitidos son unos generadores de crispación en el fútbol catalán.

P: ¿Cómo potenciará la selección catalana?

R: Se le debe dar mucho más valor del que se le está dando ahora. No creo que Jamaica (el próximo rival) sea lo que sirva para revalorizar la marca de la selección catalana. Se tiene que poner la selección catalana en el mapa con otras selecciones de valor. Por otro lado, todos los clubes deben tener la oportunidad de jugar la Copa Catalunya, que sea como una copa inglesa y los clubes profesionales lleguen al final. Debe haber una apuesta clara, igual que con el femenino.

P: ¿Considera que no la ha habido?

R: Les han dado 600 euros. Con los desplazamientos que se tienen que hacer el autocar ya cuesta 450. Si no había ninguna mujer en la directiva.

P: ¿Cuántas llevan ustedes?

R: Siete como directivas y dos como directoras. En el país hay una apuesta brutal por el fútbol femenino y los gestores deben ser los primeros que deben creérselo. Y en la FCF hasta ahora no ha sido así. Queremos hacer una estructura propia de femenino dentro de la FCF, con presupuesto propio. Hay que aprovechar el caso de éxito del Barça.

P: ¿Y cómo tienen previsto relacionarse con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)?

R: Se debe luchar realmente para que haya dos grupos catalanes en 3ª RFEF. Estamos encorsetados con un modelo de competición que limita las opciones de crecer del fútbol catalán. En Madrid debemos tener fuerza y criterio, no servilismo como ahora.