EFEMontmeló (Barcelona)

El español Fernando Alonso, doble campeón mundial de Fórmula Uno, sustituyó el motor de su Alpine y saldrá desde el fondo de la parrilla este domingo en el Gran Premio de España, el sexto del campeonato, que se disputa en el circuito de Montmeló, en Barcelona.

Así lo confirmaron a EFE este domingo en Montmeló fuentes próximas al doble campeón del mundo asturiano, que el sábado quedó eliminado en la primera ronda de la calificación (Q1) y que, en cualquier caso, hubiese tomado la salida en la decimoséptima plaza de la parrilla de salida.

Alonso sigue inmerso en su mala racha de infortunios y en esta ocasión un error de cálculo de sus ingenieros lo envió a destiempo a pista antes de su último intento en la primera ronda de la cronometrada principal; encontrándose con varios coches que lo obstaculizaron, antes de abortar la vuelta y acabar la calificación en decimoséptima posición.

El genial piloto asturiano -asimismo campeón del mundo de resistencia (WEC) y ganador de las 24 Horas de Le Mans (Francia, en dos ocasiones) y de las 24 Horas de Daytona (Florida, EEUU)- logró en el Circuit de Barcelona-Catalunya dos de las 32 victorias que cuenta en la Fórmula Uno, las 32 que hasta la fecha suma España a lo largo de toda su historia.

Alonso, de 40 años, ganó el Gran Premio de España con Renault, en 2006 -el año que revalidó título-; y con Ferrari, en 2013: en el que fue su trigésimo segundo y hasta ahora último triunfo en la categoría reina.