EFERedacción deportes

El piloto español de Fórmula Uno Fernando Alonso (McLaren), séptimo en el Gran Premio de Singapur de este domingo, dijo que sabían que el circuito urbano de Marina Bay era para su equipo "una oportunidad", pero que había que "aprovecharla", por lo que están "contentos".

"Cada vez que venimos a Singapur sabemos que es una oportunidad, y luego hay que estar ahí y aprovecharlas, porque muchas veces las oportunidades se pierden por pequeños detalles. Nosotros no las solemos perder y contentos", manifestó el piloto asturiano, dos veces campeón del mundo (2005 y 2006) tras la carrera.

No obstante, Alonso quiso huir de cualquier tipo de celebración por el séptimo puesto, ya que dijo que las celebraciones "son para los ganadores".

"Especialmente para (Lewis) Hamilton, que con la magnífica vuelta de ayer tenía la victoria en el bolsillo. Nosotros hicimos una buena salida, intentamos optimizarla con las ruedas moradas (ultrablandas) y las amarillas (blandas), incluso si (Kevin) Magnussen no hubiera puesto las hiperblandas habríamos tenido la vuelta rápida", explicó.

El piloto asturiano fue testigo privilegiado del accidente entre el francés Esteban Ocon y el mexicano Sergio Pérez, compañeros en Force India, que se tocaron entre sí en la salida, con la consecuencia del abandono de Ocon.

"Pasó delante mío, conseguí librarme, y luego fue una carrera a controlar distancias con el coche de atrás, abrir la ventana para la parada en el 'box', y son buenos puntos", señaló.

El séptimo lugar de Alonso supone el primer puesto de entre los coches que no pertenecen a los tres equipos dominadores (Mercedes, Ferrari y Red Bull), algo que el piloto español explicó señalando que Singapur es "un circuito único", en el que adelantar es muy complicado.

"Aquí sabemos de la dificultad, es un circuito complejo para los reglajes, hemos doblado a Magnussen, en Monza (Italia) y Spa (Bélgica) ellos nos doblan a nosotros... Creo que volveremos a tener dificultades en las próximas carreras, pero hay que aprovechar cuando salen buenos fines de semana, y cuando salen malos a ir de puntillas", finalizó.