EFETokio

Los planes de la organización de Tokio 2020 para refrescar a los espectadores de los Juegos Olímpicos durante el sofocante verano capitalino con nieve de Niigata podría frustrarse por la escasez de precipitaciones en este caluroso invierno.

Entre las medidas diseñadas por la organización de los próximos Juegos está el uso de cañones de nieve artificial y también natural de Minamiuonuma, una ciudad de la prefectura de Niigata (noroeste) con habitualmente abundante cantidad de nieve invernal, a la que las inusualmente altas temperaturas de este año están dejando seca.

"Esta es la primera vez que no hemos acumulado nueve a comienzos de año. Esta era nuestra oportunidad para dar a conocer las nieves de Minamiuonuma al mundo, pero ...", lamentaba esta semana un funcionario de la localidad en declaraciones al periódico Mainichi, que se hace eco de la problemática.

Hasta el martes, sólo se habían acumulado 15 centímetros de nieve en las instalaciones de almacenamiento de la ciudad, mientras que un año antes se había registrado 1,5 metros, según las autoridades.

El plan diseñado por Tokio 2020 y recogido por el citado diario requería que Minamiuonuma almacenara unos 5 metros de nieve entre finales de invierno y el comienzo de los JJ.OO. para transportarla en contenedores refrigerados por tren o camión a las instalaciones olímpicas de fútbol y baloncesto en Saitama (al norte de Tokio).

Allí, estaba previsto instalar una carpa cerca de las sedes para que los espectadores pudieran refrescarse y huir momentáneamente de las altas temperaturas de la región, cuya sensación térmica aumenta por los altos índices de humedad durante la época estival.

Parte de esa nieve también iba a ser embolsada y entregada a los espectadores para ayudar a combatir el calor.

Sin embargo, la ciudad de Minamiuonuma no ha visto nevar en más de 10 días de este primer mes del año e incluso los días que sí lo hizo se acumularon como máximo 10 centímetros de nieve.

La ciudad no ha establecido un plan de contingencias concreto, aunque las autoridades estarían considerando tomar nieve de otras áreas que hayan registrado mayor acumulación de nieve, aunque su traslado sería más costoso de lo previsto.

En este escenario, la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) prevé, además, que la escasez de nieves continúe en la región.