EFERedacción deportes

La atleta española Ana Peleteiro aseguró que trabaja "cada día para lograr el oro olímpico" en triple salto, un objetivo que sabe que es "muy difícil" ya que "solo algunos lo tienen a su alcance".

En declaraciones facilitadas por el Comité Olímpico Español (COE), la gallega reconoció que "desde pequeña" sueña con "ser campeona olímpica". "Yo no soñaba ni con ser profesora ni científica ni astronauta", explicó.

"Cada día sueño con ser la mejor versión de mí misma y que la vida me dé lo que me tenga deparado. Yo trabajo cada día para lograr ese oro olímpico, pero es algo muy difícil, solo algunos lo tienen a su alcance. Por mi parte, solo me queda trabajar mucho y tener un poquito de suerte en el día indicado", señaló.

Ana Peleteiro vive y entrena en Guadalajara bajo la dirección del cubano Iván Pedroso, campeón olímpico en salto de longitud.

"Los entrenamientos son exactamente iguales a antes de que empezara todo esto de la COVID-19. Sí que es verdad que la motivación es incluso mayor, pero la metodología de los entrenamientos y demás es exactamente lo mismo. Iván ha cambiado algunas cosas porque durante todo el confinamiento ha tenido tiempo para pensar y mejorar los entrenamientos para sacar más provecho de cada uno de los ejercicios, pero sigue todo igual. Lo único que ha cambiado una vez que llegamos a la pista son las medidas de higiene, mascarillas, te toman la temperatura... pero a la hora de trabajar sigue siendo exactamente lo mismo", indicó.

Ana Peleteiro, campeona de Europa en 2019 y medallista de bronce en el Mundial de 2018 en pista cubierta, cree que el aplazamiento de los Juegos de Tokio a 2021 le da una oportunidad "de llegar aún más preparada, más motivada y mucho más madura".

"No me alegro de que haya pasado esto ni muchísimo menos, pero sí que estoy contenta de tener un año más de preparación porque ahora mismo estoy entrenando muchísimo mejor que antes de que pasara todo esto", afirmó.

Preguntada por la venezolana Yulimar Rojas, su compañera de entrenamientos, Ana Peleteiro consideró que es positivo tener a su lado a "la mejor de la historia ahora mismo en pista cubierta".

"Es difícil entrenar con tu rival directa, que además es mejor que tú, porque tienes que estar todos los días al cien por cien y mantenerse ahí no es nada fácil. Pero a la vez es la mejor oportunidad que tengo de acercarme a ser la mejor, por lo tanto cada día tengo esa posibilidad de entrenar mejor que ella para algún día poder ganarle, como ya le he llegado a ganar en alguna competición. Por lo tanto, para mí es algo bueno, pero sí que hay que ser muy fuerte de cabeza y en los días malos venirse arriba e intentar superarlos y sacar un buen entrenamiento a pesar del momento y las circunstancias", aseveró.