EFERedacción deportes

Al portero del Villarreal Andrés Fernández siempre le fascinó la tecnología. Comenzó Ingeniería Informática, pero la tuvo que aparcar cuando el fútbol se impuso. Hace un año lanzó, junto a dos ingenieros, la empresa de inteligencia artificial Biyectiva, que combina con la portería.

Desde agosto del año pasado, el meta murciano de 33 años, que debutó en LaLiga con el Osasuna y pasó por Huesca, Oporto y Granada antes de recalar en el 'submarino amarillo', dedica el tiempo libre entre partidos, entrenamientos y concentraciones a atender su compañía, una empresa emergente que ofrece servicios tecnológicos.

"El mundo del emprendimiento siempre me había llamado la atención, en otros momentos he sido inversor y la tecnología siempre me ha fascinado. Estuve estudiando Ingeniería Informática, ahora la tengo aparcada y quiero terminarla cuando pueda", explica a EFE el guardameta del Villareal en una entrevista telefónica.

TECNOLOGÍA ARTIFICIAL APLICADA AL VÍDEO

Biyectiva cuenta con una tecnología patentada de identificación de vídeo que pueden aplicar a diferentes ámbitos, como la lucha contra el pirateo de contenidos audiovisuales, el registro de accesos a aparcamientos con reconocimiento de matrículas, o el control de entrada de empleados con reconocimiento facial.

"Yo tenía en mente hacer algo propio hacía tiempo, pero es verdad que no tenía pensado hacerlo durante mi carrera deportiva. Pero cuando conocí a mis socios y vi que eran dos personas muy capaces, me dije ¿por qué no?", apunta Fernández, aliado en esta aventura con los ingenieros Felipe Segura y Rubén Martínez.

Una de las aplicaciones creadas por esta 'startup' murciana permite reconocer con la cámara del móvil cualquier vídeo que se esté reproduciendo, una herramienta que creen que puede ser muy útil aplicada a la publicidad televisiva. "Creemos que puede ser muy interesante para los canales que quieran tener más conocimiento de su audiencia y ofrecer información en esta segunda pantalla", dice.

¿Cómo se equilibra la exigencia del deporte de alto nivel con la atención a un proyecto tecnológico innovador? "Son mis socios los que llevan el peso, yo tengo claro que mi carrera deportiva es lo principal", admite Fernández. "Las horas muertas que tenemos los futbolistas, que a veces aprovechas para estudiar, leer o jugar a la 'play', yo las aprovecho para esto", añade.

Una ocupación que le permite desempolvar los estudios informáticos. "Haber estudiado programación, saber un poco, me permite entender los procesos, las dificultades", asegura Fernández.

"HEMOS TENIDO QUE PARAR COSAS POR EL CORONAVIRUS"

Su siguiente proyecto era una aplicación para el procesado de facturas, también basada en la tecnología de reconocimiento visual, pero el frenazo económico provocado por la pandemia de coronavirus les ha obligado a parar sus contactos con clientes interesados, como le ha ocurrido a una buena parte de las pequeñas empresas del país.

"Estábamos llegando al punto de llegar a cliente y ahora vemos que lo tenemos que parar, no porque queramos. Pero tenemos una planificación financiera que nos permite estar tranquilos dentro de esta locura", admite el guardameta del Villarreal.

El portero vive esta situación en su doble vertiente: como jugador profesional con las competiciones detenidas y teniendo que entrenarse en casa con las instrucciones que les envían desde el club, algo que "no es fácil"; y al mismo tiempo pendiente de una pequeña empresa que, como tantas, sufre el frenazo del país.

Un parón que les afecta también en la búsqueda de nuevos inversores para afianzar el proyecto. "Todo esto se puede ver frenado, pero ya veremos cómo avanzan las cosas", reconoce Andrés Fernández.

UNIR FÚTBOL Y TECNOLOGÍA

Con 33 años cumplidos hace tres meses, y conocida la longevidad que suelen tener los porteros, el meta murciano no se plantea el momento de la retirada.

"Me ilusiona el fútbol, quiero seguir ilusionándome día a día. Sí que es verdad que me gusta que cuando acabe esto, tenga herramientas suficientes para elegir", analiza el portero del Villarreal, que no quiere cerrarse opciones a la hora de decidir qué hará cuando se acabe su carrera deportiva.

"No es necesario, tanto el fútbol me ilusiona como la tecnología me apasiona. A ver si va a aparecer una tercera opción, o una que una las dos materias. Unir las dos cosas, tecnología y deporte, sería interesante", finalizó.

Miguel Ángel Moreno