EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado este miércoles que no habrá candidatura Pirineos-Barcelona a los Juegos Olímpicos de Invierno en 2030 si las comarcas catalanas que participarán en la consulta ciudadana sobre esta cuestión muestran su rechazo al proyecto.

En la sesión de control en el pleno del Parlament, Aragonès ha tenido que enfrentarse a duras críticas de los comunes y de la CUP, contrarias a la celebración de estos Juegos, pero también a las de Ciudadanos, que a pesar de ser favorable, considera que la candidatura debe hacerse de la mano de Aragón.

Y es que la intención de Cataluña de liderar en solitario una candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno, abierta a "colaboraciones" con otros territorios solo para algunas disciplinas, choca con la voluntad del Comité Olímpico Español y de Aragón de un proyecto conjunto y en pie de igualdad entre ambas comunidades.

Precisamente este viernes, en Balaguer, Aragonès tiene previsto reunirse con el presidente de Aragón, Javier Lambán, en un encuentro en el que abordarán, entre otros puntos, la espinosa cuestión de los Juegos de Invierno, con posiciones divergentes entre ambos ejecutivos.

Aragonès, que ha recordado que hace años que no producía un encuentro entre los presidentes de esas dos regiones vecinas, ha confirmado que en dicha reunión se tratarán "muchos temas", como los fondos europeos, "controversias importantes" de los últimos años entre ambas comunidades y, claro está, los Juegos Olímpicos.

Pero el líder de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha acusado al Govern de "resistirse a presentar una candidatura en pie de igualdad", lanzando un "mensaje de soberbia, de nacionalismo y de desprecio al resto de comunidades" y en especial a Aragón, "principal socio comercial de las empresas catalanas y con lazos históricos y sentimentales" con Cataluña.

"Déjense de mezquindades localistas y reconduzcan las relaciones para unos Juegos importantes para Cataluña", ha dicho el jefe de filas de Ciutadans.

Aragonès ha evitado hablar sobre una posible o no candidatura conjunta y se ha limitado a exponer cuál es la propuesta que defiende Cataluña para unos Juegos que, ha dicho, deben estar basados en la "sostenibilidad" y en la consulta ciudadana en la veguería del Alt Pirineu y Aran, formada por cinco comarcas (Alta Ribagorça, Alt Urgell, Cerdanya, Pallars Jussà y Pallars Sobirà) y la Vall d'Aran.

"Se han dicho muchas cosas de la candidatura, pero lo cierto es que si el territorio no quiere, no habrá Juegos", ha expresado con rotundidad el presidente catalán.

Pero para la líder de los comunes en la Cámara, Jéssica Albiach, la "viabilidad" del proyecto "presenta muchos interrogantes", como supone, a su juicio, "vincular el futuro del Pirineo a los Juegos" o que la crisis climática que abocará a muchas estaciones de esquí a la "desaparición".

Aragonès ha dejado claro que el Govern "no vincula el futuro del Pirineo a los Juegos", ya que de no poderse celebrar ese acontecimiento deportivo la Generalitat "seguirá trabajando para la diversificación económica del Pirineo y la lucha contra la despoblación".

Pero Albiach ha acusado al gobierno catalán de "chantajear" a las comarcas afectadas, diciéndoles que si quieren más inversiones, infraestructuras o transporte público, "o Juegos Olímpicos o nada"; como también al promover una consulta "hecha a medida para evitar que salga un no".

En idéntica línea, Dolors Sabater (CUP) ha reprochado al Govern que "haya tomado partido" y haya "excluido expresamente" de la consulta a las comarcas "más contrarias" a un proyecto que ha considerado incoherente en plena emergencia climática, ya que "lo fía todo al turismo efímero, masivo, que genera precarización y no economía verde", solo para "contentar al Estado", ya que "quien mandará es el COE, no el Govern".

El presidente de la Generalitat ha negado esas acusaciones, recordando que el Parlament "aprobó llevar a cabo esa consulta sobre los Juegos en las comarcas del Pirineo. Y es lo que hacemos: cumplir acuerdos parlamentarios".

"Hemos de dejar en manos de la ciudadanía decidir, con toda la información sobre la mesa", ha recalcado Aragonès, que ha incidido en que "una amplía mayoría de alcaldes" de esas comarcas defienden la oportunidad del proyecto, que estará basado en la "sostenibilidad" y en ningún caso "defenderá el turismo efímero" o proyectos urbanísticos de "carácter especulativo", ha sentenciado el president. EFE

ac/pll/og

(foto) (vídeo) (audio)