EFEMadrid

Los australianos John Peers y Jordan Thompson derrotaron a la mejor pareja de dobles del mundo, los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, por 6-3, 3-6 y 7-6 (6) en el tercer partido del Grupo D en las Finales de Copa Davis, competición de la que Colombia se despidió con un inequívoco 3-0 en su contra.

El partido era intranscendente para Colombia, ya eliminada de la competición, pero no tanto para Australia, que se jugará el miércoles el primer lugar del grupo ante Bélgica y, quizá, una de las dos plazas reservadas en cuartos de final para los mejores segundos.

Como en la jornada inaugural de estas finales de la Davis en Madrid, Cabal y Farah saltaron a la cancha con el enfrentamiento decidido, perdieron la manga inicial, se anotaron la siguiente y llegaron al desempate de la tercera.

Pero, al contrario que el lunes, no consiguieron inclinar la balanza a su favor, pese a adelantarse por 6-2 en el desempate. Desperdiciaron cuatro puntos de partido y los australianos, en cambio, lo cerraron en su primera oportunidad.

Los capitanes, el colombiano Pablo González y el dos veces ganador de la Davis Lleyton Hewitt (1999 y 2003), se emplearon a fondo para motivar a sus jugadores, en un partido que acabó a medianoche y que para la pareja sudamericana era el segundo en 24 horas.

Previamente Australia se había adelantado 2-0 con la victoria de Nick Kyrgios sobre Alejandro González por 6-4 y 6-4, y la de Álex de Miñaur sobre Daniel Galán por 6-4 y 6-3.

Con estos resultados, Colombia concluye su participación en esta Copa Davis con dos derrotas por 2-1 y 3-0, con el dobles ante Bélgica como único triunfo.

Australia ofreció las mejores sensaciones para liderar el grupo, con De Miñaur en excelente estado de forma, solo dos semanas después de ser finalista en el Masters de la Nueva Generación, y con Kyrgios inabordable al servicio.

Kyrgios regresa a la competición en Madrid después de una advertencia de la ATP. El australiano se arriesga a estar 16 semanas sin jugar si vuelve a tener un comportamiento antideportivo en los próximos seis meses, tras los incidentes que protagonizó en el Masters 1.000 de Cincinnati.

En cuanto a Cabal y Farah, concluyen una temporada sobresaliente en la que lograron los títulos de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos y acabaron el curso como números uno del mundo por primera vez.

Natalia Arriaga