EFEParís

Expeditivo, el español Roberto Bautista logró en una hora y 46 minutos el pase a la tercera ronda de Roland Garros al derrotar al húngaro Attila Balazs por 6-3, 6-1 y 6-2, por lo que se medirá con su compatriota Pablo Carreño por un puesto en los octavos de final.

Es la sexta vez que Bautista alcanza la tercera ronda del Grand Slam de París y aspira a jugar los octavos de final por tercera vez en su carrera.

El semifinalista del pasado torneo de Cincinnati, que acaba de alcanzar los cuartos en Hamburgo, no tuvo que emplearse a fondo para derrotar a un rival, 87 del mundo a sus 32 años, que descubrió este año el cuadro final de Roland Garros, el segundo Grand Slam que disputa tras haberlo hecho este año en el Abierto de Estados Unidos.

Carreño se había impuesto también sin problemas al argentino Guido Pella, por 6-3, 6-2 y 6-1 en una hora y 26 minutos, y jugará por cuarta vez para la tercera ronda de Roland Garros, un torneo en el que su techo son los cuartos de final que jugó en 2017.

El reciente semifinalista del Abierto de Estados Unidos se ha medido cuatro veces con Bautista, con un balance de dos triunfos para cada uno.

El único duelo entre ambos en tierra batida, en el Masters 1.000 de Roma de 2017, cayó del lado de Bautista en tres sets, pero Carreño venció este mismo año en la pista dura de Rotterdam también en tres mangas.