EFEMamaroneck (Nueva York, EE.UU.)

El español Rafael Cabrera entregó este jueves tarjeta de 68 golpes (-2) al completar la primera ronda del Open US 2020, que le permitió ocupar el octavo puesto a 3 impactos del líder, el local Justin Thomas (65, -5).

Cabrera, que tuvo un recorrido lleno de contrastes que fueron desde un eagle y un doble bogey para concluir con otros cuatro birdies y dos bogeys, encabezó la lista de los cinco españoles que compiten en el segundo torneo más importante de la temporada en Estados Unidos.

Tras el registro de Cabrera, el número dos del mundo, Jon Rahm, tuvo el segundo mejor al entregar tarjeta de 69 impactos (-1), que lo dejó clasificado en el decimocuarto puesto empatado con otros siete golfistas.

Rahm comenzó la sesión de la tarde en el Winged Foot Golf Club, de Mamaroneck (Nueva York), con dos birdies, en el primer y tercer hoyos, gracias a su buenos putts largos que le dieron también seguridad en el green.

Pero en el cuarto llegó el primero de los dos bogeys con que acabó el recorrido, el otro lo iba a tener en la segunda mitad, en el hoyo 16, cuando no hizo ningún birdie; el último fue en el séptimo.

Adrián Otaegui, de 27 años, que hizo su debut en el Open US acabó el recorrido con 71 golpes (+1) después de intercambiar birdies y bogeys, incluidos los dos consecutivos de los hoyos 16 y 17 que le costó acabar con 4-5, respectivamente.

Otaegui comparte el puesto 33 junto con otros 23 golfistas, incluidos el colombiano Sebastián Muñoz y el mexicano Abraham Ancer.

Todos ellos con posibilidades de hacer el corte cuando este viernes se dispute la segunda ronda.

Peor les fue al veterano Sergio García, de 40 años, que acabó el recorrido con 74 impactos (+4) y clasificado en el puesto 92, que comparte con 16 golfistas.

Mientras, el joven Eduard Rousaud, de 20 años, que también hizo su debut en el Abierto de Estados Unidos, acabó con un registro de 76 golpes (+6), que lo dejaron con pocas opciones de superar este viernes el corte.

Rousaud, aunque se estrenó con un eagle, luego en el tercero y cuarto hoyos cometió sendos dobles bogeys consecutivos para hacer un tercero en el octavo, se recuperó ligeramente en el quinto y el noveno con birdies.

Pero la segunda mitad del recorrido fue una pesadilla para Rousaud, ya que la acabó con cuatro bogeys y colocado en el puesto 120 de la clasificación.