EFEBarcelona

La Generalitat de Cataluña ha decidido aplazar hasta otoño la consulta sobre los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, prevista inicialmente para el 24 de julio, por "respeto" a los votantes y debido a la falta de acuerdo sobre esa posible candidatura, que ha achacado al "boicot" de Aragón.

Aunque la intención del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, era firmar hoy mismo el decreto de convocatoria formal de dicha consulta, finalmente el Ejecutivo catalán ha optado por posponerla, al considerar que la ciudadanía no tiene toda la información posible para tomar una decisión al respecto.

El gobierno catalán tenía previsto celebrar el 24 de julio una doble consulta ciudadana: una de ellas vinculante en la veguería del Alt Pirineu i Aran para que sus habitantes se pronunciasen sobre si el Govern debe presentar una candidatura a esa cita olímpica; y una segunda en el Berguedà, Ripollès y Solsonès para que esas comarcas se posicionasen sobre si quieren "involucrarse" en el proyecto.

Pero la falta de acuerdo entre el Comité Olímpico Español (COE), el Gobierno central, Cataluña y Aragón sobre una candidatura conjunta -las tres primeras partes firmaron un acuerdo técnico del que el gobierno aragonés se desmarcó al estar en desacuerdo con el reparto de pruebas- ha provocado que la Generalitat posponga a otoño esa consulta.

Así lo ha anunciado este viernes la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, en una rueda de prensa en el Palau de la Generalitat junto a la coordinadora del equipo técnico catalán, Mònica Bosch, tras comunicar la decisión a la comisión territorial de los Juegos, como también a varios partidos políticos, entre ellos la CUP.

"Cataluña quiere estos Juegos y no quiere renunciar a ellos. Nos causa absoluta perplejidad que, con posiciones intransigentes, una parte ha boicoteado deliberadamente este proyecto", ha afirmado Vilagrà en una acusación directa al gobierno de Aragón, presidido por el socialista Javier Lambán.

La consellera ha dejado claro que "Cataluña nunca se ha levantado de la mesa en este proceso de negociación y siempre han respetado los trabajos técnicos y los acuerdos a los que se ha llegado con el COE y con todas las partes, siempre buscando un consenso. Otras partes -ha sugerido en alusión de nuevo a Aragón- no pueden decir lo mismo".

Cataluña remarca que existía un "buen" acuerdo técnico que "sumaba las capacidades de diferentes valles del Pirineo" y que contaba con el "visto bueno técnico" del COE, la Moncloa, Cataluña y Aragón. "Pero una de las partes rompió este acuerdo en base a criterios políticos", ha insistido.

Ante el "período de incertidumbre" generado y dado que en estos momentos no se dispone de la información sobre "cuándo se podrá cerrar la candidatura" o "qué disciplinas se disputarán" en territorio catalán, el Govern de Pere Aragonès ha decidido "posponer" la consulta, "por respeto a la ciudadanía que ha de votar".

Vilagrà ha avanzado que el decreto de convocatoria de la consulta se "reactivará" en cuanto haya una candidatura definida, algo que espera que ocurra "lo antes posible"; pero dado que agosto será un mes "inhábil", la consellera ha reconocido que probablemente se acabe aplazando hasta el próximo otoño.

La dirigente catalana ha instado al COE a actuar con "celeridad" para tomar una decisión definitiva y, en ese sentido, ha enviado un mensaje al presidente del Comité, Alejandro Blanco: "Cataluña está preparada para acoger los Juegos y siempre hemos dicho al COE que ha de estudiar todas las alternativas posibles. Y cuando decimos todas, son todas".

Así, aunque ha insistido en reivindicar el acuerdo suscrito para una candidatura conjunta y ha subrayado que el Govern "no se levantará de la mesa" negociadora, Vilagrà ha recordado que Cataluña dispone de múltiples informes que demuestran "su potencialidad para acoger unos Juegos". "Es de justicia que tengamos esa candidatura y no queremos que nadie torpedee esta opción", ha avisado.

La Generalitat sigue manteniendo su horizonte olímpico en el 2030 y no se plantea optar a Juegos posteriores. "El Comité Olímpico Internacional tomará su decisión en mayo de 2023, por lo que hay tiempo suficiente para que sea perfectamente posible una candidatura para 2030", ha señalado, si bien ha recordado que otros competidores "ya se están forjando y son también técnicamente competitivos".

Y en ningún caso considera que las posibilidades de Cataluña queden tocadas a ojos del COI por estos desacuerdos, ya que, según la consellera, "la candidatura catalana siempre ha mantenido una actitud seria, por lo que su credibilidad y potencial se mantiene intacto".

El anuncio ya ha provocado una reacción de la plataforma Stop JJOO, contraria a la cita olímpica en territorio catalán, que ha considerado "insostenible" la situación y ha instado al Govern a "retirar la candidatura y dejar de jugar con el Pirineo y su gente".