EFEMadrid

La llegada de una "generación talentosa e irreverente", un nivel deportivo "óptimo", el "resurgir de algunas de las principales estrellas" y, en el lado negativo, la nueva lesión de Yunier Pérez jalonaron este fin de semana los campeonatos de España en pista cubierta, según el balance del presidente de la Federación, Raúl Chapado.

El dirigente destacó, al hablar de la competición de Antequera, "el nivel deportivo óptimo, el resurgir de alguna de nuestras principales estrellas, como Pablo Torrijos o Eusebio Cáceres, que vuelve a un buen nivel después de sus lesiones y la consolidación de algunas pruebas como la velocidad femenina", dijo a EFE.

Chapado celebró la mejora en un sector que ha pasado una prolongada crisis: "Volvemos a tener un mediofondo potente, en chicos y en chicas, pese a las importantes ausencias que hubo en Antequera como Toni Abadía, Adel Mechaal o Marta Pérez", señaló.

"La gran noticia", añadió, "es que surgen nuevos atletas, que hay una generación tremendamente talentosa, muy joven, no solo por condiciones físicas, sino también mentales, son gente irreverente, como María Vicente, Jael Bestué, Salma Paralluelo, y muchas más".

También hubo disgustos para el presidente: "La peor noticia, que nos dejó el cuerpo descolocado, es la nueva lesión de Yunier Pérez, que volvía a las pistas a un campeonato importante y, por desgracia, ha tenido que pasar por el quirófano".

"En definitiva, las audiencias tanto de televisión como de aficionados en el pabellón hacen que el éxito de los campeonatos de España no se quede en el plano deportivo".

Con respecto a los Europeos de Glasgow, que se disputarán del 1 al 3 de marzo próximo, Chapado aseguró que España irá "con un equipo muy potente, con opciones claras y algunas bajas como Adel Mechaal, campeón de Europa y primero del ránking europeo en 3.000".

"Vamos a ver como está de sus molestias Toni Abadía (tercero del ránking europeo), pero tenemos bastantes atletas entre los ocho primeros, que son siempre las opciones de medallas", señaló.

El presidente observa "un mediofondo otra vez competitivo", aunque advierte que "si se analiza el ránking europeo del año se ve que serán uno de los Europeos de más nivel de los últimos años".

"Tendremos nuestras opciones pero seguro que lo vamos a tener complicado porque el nivel europeo ha subido muchísimo. Nuestro objetivo será estar luchando entre los cuatro o cinco mejores países", concluyó.