EFETokio

El karateka español Damián Quintero logró hoy la plata en la final masculina de kata, solo superado por el japonés Ryo Kiyuna, mientras la atleta María Pérez se quedó a un paso del podio en los 20 kilómetros marcha.

Tras la victoria el jueves de Sandra Sánchez sobre Kiyou Shimizu en la final femenina, Quintero terminó en segundo puesto frente a su rival de tantos años y que, pese a perder en la cita decisiva, se mostró enormemente feliz con su medalla de plata.

Kiyuna obtuvo 28,72 puntos con el kata 'Ohan Dai' y Quintero 27,66 con 'Suparinpei', dos ejercicios de estilos muy distinto con los que cada uno intentó contrarrestar las armas, imaginarias, de su contrario, en la prueba de medalla disputada en el mítico escenario tokiota de las artes marciales Nippon Budokan.

En los 20 km marcha, la campeona de Europa Pérez terminó cuarta con 1h30:05, por detrás de la china Holg Liu, que se llevó el bronce con 1h29:57, tras la penalización de dos minutos en boxes a la brasileña Erica de Sena cuando se disponía a cazar a Pérez.

El oro en la carrera disputada en Sapporo fue para la italiana Antonella Palmisano, por delante de la colombiana Sandra Arenas, campeona panamericana, quien logró su primera medalla global.

En los 5.000 metros, el corredor español Mohamed Katir acabó descolgado, octavo con 13:06.60, tras no poder el ritmo impuesto por el ugandés Joshua Cheptegei, plusmarquista mundial, con su compañero Jacob Kiplimo.

Cheptegei, que había sido subcampeón en el 10.000 el primer día del atletismo, se impuso con un tiempo de 12:58.15, por delante del canadiense Mohammed Ahmed (12:58.61) y del estadounidense de origen keniano Paul Chelimo (12:59.05).

Las opciones de medalla en piragüismo se mantienen muy vivas después de que el equipo de K4 compuesto por Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade se aseguraron hoy el pase directo a semifinales del 500 metros con un récord olímpico.

El rendimiento de los palistas españoles en la clasificatoria disputada hoy en el Canal Sea Forest deja abiertas las expectativas en la última baza a otra medalla del piragüismo español tras una víspera agridulce.

El equipo español, que lleva días insistiendo en que el K4 es su disciplina fuerte en la que quedaron cabezas de serie con un tiempo de 1:21.658, que estableció un nuevo mejor tiempo para el evento deportivo.

En cambio, el equipo español de waterpolo sufrió una dolorosa derrota al encajar un gol a falta de veintiséis segundos para la conclusión del serbio Filip Filipovic.

El resultado final de 10-9 condenó a la selección española de waterpolo a pelear por la medalla de bronce en Tokio a pesar de haber dominado la mayor parte del partido de semifinales frente a Serbia.

La selección española de fútbol, que ya se ha asegurado irse de Japón con medalla, ultimó ese viernes la preparación para la esperada final que disputará este sábado en el Estadio de Yokohama para pelear por el oro contra Brasil.

Antonio Hermosín Gandul