EFEBarcelona

El FC Barcelona anunció hoy que el juzgado 21 de Barcelona ha desestimado la demanda presentada por 525 socios de la entidad catalán, que fueron sancionados por la comisión de disciplina del club acusados de reventa de entradas del clásico ante el Real Madrid de la pasada temporada.

"En su resolución, el juzgado desestima la demanda interpuesta por los socios, porque considera que no se dan los requisitos para acceder a la anulación de la sanción impuesta por el club -la prohibición de acceder al Camp Nou-", según ha informado el Barça mediante un comunicado.

"El club continua colaborando con la Guardia Civil y el ministerio fiscal para acabar con estas redes de reventa de entradas", asegura el portavoz de la entidad azulgrana, Josep Vives.

A raíz de una investigación, el Barça echó a 33 socios y sancionó a otros 2.789 por poner a disposición de terceros sus carnés de abonos que después servían para elaborar y vender entradas falsas para el clásico que Barça y Real Madrid jugaron el pasado 6 de mayo en el Camp Nou.

Posteriormente, unos 525 socios presentaron una demanda conjunta contra el club catalán después del expediente incoado por la comisión de disciplina de la entidad barcelonista.