EFEBilbao

El Athletic Club ha solicitado al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) "la adopción de una medida cautelar urgente" con la sanción a Íñigo Martínez, a quien el Comité de Competición castigó con cuatro partidos por su expulsión el pasado viernes en el choque liguero ante el Levante en Orriols, sanción que ratificó este jueves el Comité de Apelación.

Esa sanción, al ser de esa gravedad, le impide al central internacional poder jugar esta noche la vuelta de semifinales de la Copa del Rey en la que el equipo bilbaíno se mide ante mismo rival, el Levante, y en el mismo escenario (21.00 horas), el estadio Ciutat de València, del viernes.

"Recibida, esta mañana, la resolución del Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) desestimando el recurso presentado por el Athletic Club por la que se imponía una sanción de 4 partidos al jugador Iñigo Martínez, el Athletic Club ha solicitado ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la adopción de una medida cautelar urgente, y para el mismo día de hoy, que suspenda la ejecutividad del acuerdo del Comité de Apelación, ha informado el club vasco.

El Athletic añade que "el motivo para solicitar dicha medida es que la ejecución del acuerdo, recurrido en vía administrativa ante el TAD -última instancia para dirimir las sanciones disciplinarias deportivas- causa perjuicios de imposible reparación al jugador y al Athletic Club".

"Pues en caso de no participar en dichos cuatro partidos y posteriormente ser estimado el presente recurso total o parcialmente, sería imposible reparar el perjuicio ocasionado a esta parte por no ser reversible la situación, ya que, entre otros encuentros, afectaría al encuentro que esta noche, a las 21.00 h, el Athletic Club disputa contra el Levante UD, S.A.D", añade.

Además, "el Athletic Club desea manifestar su absoluta disconformidad con las resoluciones adoptadas hasta el momento, teniendo en cuenta antecedentes sobre acciones similares o incluso de mayor gravedad".