EFERoma

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, aseguró este viernes que "nunca es fácil jugar ante uno de tus mejores amigos", al referirse a las dificultades que tuvo para doblegar por 7-6 (9) y 6-3 a su compatriota Filip Krajnovic en los octavos de final del Masters 1.000 de Roma.

Djokovic, cuatro veces campeón en Roma, llegó a perder 4-1 en el desempate del primer parcial, antes de ganarlo 9-7 tras una hora y 28 minutos y sentenciar su victoria con un 6-3 en el segundo, lo que le dio el billete a los cuartos de final.

"Fue uno de los sets mas largos de mi carrera. Nunca es fácil jugar ante uno de tus mejores amigos por tantos años. Solo hemos jugado hace diez años en Serbia, él ha cambiado como persona y jugador. Es raro que no nos hayamos medido en esta década, nos entrenamos varias veces juntos, hemos jugado juntos la Copa Davis, fue bueno jugar contra él", dijo Djokovic al acabar el partido.

"(El preparador de Krajinovic) Janko Tipsarevic, una leyenda del tenis serbio, está haciendo un gran trabajo con él. Está en el top 30, sé que está en forma. Yo no empecé el partido como quería, hice muchos errores no forzados, pero hay que felicitar a él por llevarme al límite", agregó.

Djokovic también se refirió a la noticia anunciada este viernes por el ministro del Deporte italiano, Vincenzo Spadafora, de que se permitirá el acceso de 1.000 espectadores en las semifinales y en la final del torneo.

"Espero que sea verdad, si tendremos 1.000 personas es mejor que nada, seguro. Todos echamos de menos a los espectadores, nuestro trabajo es jugar ante ellos. Espero que estaremos en la pista central, porque la calidad de la pista central es en mi opinión mucho mejor que en las otras", dijo.