EFEMadrid

El número uno del mundo, Novak Djokovic, acudió al rescate de su equipo este miércoles y con una victoria sencilla sobre Alexander Bublik (6-3 y 6-4) empató 1-1 la eliminatoria Serbia-Kazajistán de los cuartos de final de las Finales de la Copa Davis que se juegan en Madrid.

El partido de dobles entre Nikola Cacic/Novak Djokovic y Andrey Golubev/Aleksandr Nedovyesov decidirá cuál de las dos selecciones disputa el viernes la semifinal ante Croacia y sigue optando al título.

Tras la derrota de Miomir Kecmanovic ante Mikhail Kukushkin (7-6, 4-6 y 7-6), la supervivencia de Serbia quedó en las mejores manos, las de Dkojovic, que no se desvió ni un ápice del guion.

Bublik apenas pudo entrar en juego tras la primera cesión de su saque (3-1) ante la eficacia de su rival, que acortó los puntos, evitó los intercambios y sometió al kazajo a un bombardeo constante. El set inicial se decidió en un suspiro.

Tuvo Bublik dos ocasiones de romper saque nada mas empezar el segundo parcial, que desaprovechó pese a jugar Djokovic con segundos saques.

El líder mundial no permitió a su rival que al menos se hiciera ilusiones. Después del 4-3 firmó un juego en blanco con su saque, disfrutó al resto de su primera bola de partido y a la segunda, con su servicio, echó el telón tras hora y cuarto de partido.

El choque entre los números uno y 36 del mundo que no tenía antecedentes.

Nada que ver con los sucedido en el primer partido, que se fue por encima de las tres horas y ofreció constantes alternativas.

Kukushkin dio a Kazajistán el punto al derrotar a Kecmanovic, debutante absoluto en la Copa Davis, por 7-6 (5), 4-6 y 7-6 (11).

Tras una lucha sin tregua, Kecmanovic optó en el tercer set por centrarse en no fallar y el kazajo, que estaba físicamente exhausto, revivió y se hizo con el partido.

El equipo ganador jugará semifinales el viernes contra Croacia.

El historial de Serbia presenta un solo título de Copa Davis, el ganado en 2010; ninguno tiene la hoja de servicios del equipo kazajo, que si pasa a semifinales firmará su mejor actuación de siempre.