EFESevilla

El Athletic Club se ejercitó este viernes en La Cartuja, cuyo césped pisó de nuevo en vísperas de su tercera final del curso, en este caso la de la Copa del Rey ante el Barcelona, en un estadio que le trae recuerdos agridulces, pues en enero ganó la Supercopa precisamente a su rival del sábado y hace dos semanas perdió su final copera con la Real Sociedad.

El equipo de Marcelino García Toral, que hace dos años, antes de la pandemia, se proclamó campeón de Copa en Sevilla cuando entrenaba al Valencia al vencer al Barça, saltó al campo de La Cartuja en una sesión en la que participó sin problemas su capitán Iker Muniain, aquejado de molestias, pero completamente disponible para la final, según aseguró el delantero navarro.

Los jugadores del cuadro bilbaíno, que llegaron en la tarde del jueves a la capital andaluza, realizaron el calentamiento y distintos ejercicios físicos de puesta a punto durante el cuarto de hora abierto a la prensa de este entrenamiento previo a la final, según se pudo comprobar en la cuenta oficial del Athletic en las redes sociales.

Antes del comienzo de esta sesión tuvo lugar el acto protocolario en el que los entrenadores y capitanes de los finalistas, Marcelino García Toral y Muniain, por el club vizcaíno, y el neerlandés Ronald Koeman y el argentino Leo Messi, por el barcelonista, posaron a pie de campo de La Cartuja junto al trofeo que estará en liza este sábado a partir de las 21.30.