EFESevilla

El Betis ha empezado a preparar este miércoles el partido del próximo domingo en el Villamarín ante el Barcelona después de una jornada de descanso concedida por su entrenador, Quique Setién, tras el entrenamiento del lunes de recuperación del encuentro liguero ante el Celta en Balaídos.

La victoria balsámica ante los célticos ha servido para encarar el partido con los culés con ánimos renovados para lograr la clasificación europea tras los dos varapalos consecutivos en el ánimo del grupo de Setién que supusieron las eliminaciones en Liga Europa ante el Rennes francés y en semifinales de Copa del Rey con el Valencia.

El técnico santanderino ha dirigido una sesión a puerta cerrada en la ciudad deportiva bética en la que los ausentes marcaron la principal dificultad que tendrá a la hora de componer la alineación ante los de Ernesto Valverde, los laterales diestros Antonio Barragán y Francis Guerrero y el zurdo Junior Firpo.

Francis ha sido la última de las bajas en los costados con un esguince de tobillo que se produjo en Balaídos y se suma a Barragán, con molestias en un pie, y Junior, quien recayó a mediados del pasado febrero en Rennes de la lesión muscular que tuvo en diciembre ante el Espanyol en el recto anterior de su pierna derecha.

Setién, por contra, sí tiene ya en una fase creciente de rendimiento al extremo Cristian Tello, a quien ha ido dando minutos tras salir de una lesión muscular, que ya el pasado domingo resultó decisivo cuando suplió en el minuto 50 a Francis ante el Celta y que puede ser una de sus opciones para los costados ante el Barça.

El entrenador santanderino podría, además, dar minutos al lateral diestro brasileño Emerson, quien ya debutó en Liga en Balaídos tras haber sido una de las incorporaciones del Betis en el mercado invernal junto al mexicano Diego Lainez y el delantero Jesé Rodríguez.