EFEBarcelona

El burofax enviado por Leo Messi al Barcelona para comunicarle su deseo de irse del club ha encendido a la oposición a la actual dirección azulgrana, que ha vuelto a pedir la dimisión de Josep Maria Bartomeu y su junta directiva y la convocatoria inmediata de elecciones, como ya hizo después del 2-8 ante el Bayern de Múnich.

Uno de los que se ha pronunciado en este sentido es el precandidato Víctor Font (Granollers, 1972), quien asegura en esta entrevista con EFE que el Barcelona debe facilitar la salida del argentino si su deseo es marcharse.

Pregunta: ¿El Barcelona debe dejar que Messi se vaya libre si ese es su deseo o tiene que sacar un beneficio económico?

Respuesta: Sin ninguna duda le tiene que dejar irse libre. El presidente Bartomeu ya dijo en diferentes ocasiones que los jugadores que han sido los referentes de esta generación única se han ganado el derecho a poder dejar el club cuando quieran. Así se hizo con Andrés Iniesta y con Xavi Hernández, y con Messi siempre se había dicho que se haría lo mismo. Si ahora él ha decidido irse, el club debe hacer honor a este compromiso y ser consecuente con el hecho de que Messi es el mejor jugador de la historia del club para facilitarle su salida.

P: ¿Aún tiene esperanzas de que Bartomeu dimita después del burofax de Messi?

R: Tengo pocas esperanzas, pero si hay alguna probabilidad, por pequeña que sea, de que Messi cambie de opinión esta pasa por la dimisión inmediata de Bartomeu y su junta directiva. Si pusieran por delante los intereses del Barça ya lo tendrían que haber hecho.

P: ¿Por qué considera que no han dimitido?

R: Hay dos motivos y los dos son intereses personales de la junta: uno es poder llevar a cabo el cierre de las cuentas de la temporada 2020-2021, para asegurarse que una nueva junta no las revise y haya el riesgo de una acción de responsabilidad; el otro es tener tiempo para que una candidatura afín a los que han gobernado durante estos últimos años pueda prepararse.

P: ¿Da su apoyo a la moción de censura que ha presentado el precandidato Jordi Farré esta mañana de miércoles?

R: Sí, desgraciadamente la única manera de acortar plazos para la celebración de unas elecciones parece que pasa por la moción de censura. Es o dimisión o moción.

P: A la hora de presentar la moción no ha habido un acuerdo entre la oposición azulgrana. Dos plataformas, 'Cor Blaugrana' y 'Manifest Blaugrana', habían anunciado su predisposición a tirar adelante sus respectivas mociones antes de que Farré se presentara por su cuenta en las oficinas del club para solicitar la suya. ¿Hay demasiados intereses también en el entorno?

R: Es una lástima, porque considero que el momento es de gravedad máxima para el club y ahora toca dejar los intereses personales y electoralistas a un lado para ir de forma coordinada y unida. El hecho de que Jordi Farré se haya adelantado hace más compleja la operación.

P: En las últimas horas usted ha comentado que Xavi Hernández y Leo Messi mantuvieron una conversación después del envío del burofax. ¿Esto le da esperanzas respecto a que el argentino pueda replantearse su decisión?

R: No necesariamente. Al final es una conversación entre amigos como habrá tenido con otros compañeros de vestuario actuales y del pasado.

P: Si gana las elecciones, ¿su entrenador será Xavi Hernández aunque Ronald Koeman acabe de llegar al banquillo azulgrana?

R: Hace unos días se sacó un poco de contexto lo que dije sobre el tema. A lo que me refería era que hace años que estamos trabajando en un proyecto deportivo en el que hay diferentes piezas que deben encajar, no solo el nombre de un entrenador. El proyecto va desde la vicepresidencia deportiva hasta el último entrenador del fútbol base, pasando por la dirección deportiva y la secretaría técnica. Y esto es lo que hemos ido trabajando con Xavi al frente. Si tuviésemos el honor de gobernar, él sería quien tomaría la decisión sobre qué encaje tendría Koeman en el proyecto y seguro que se lo encontraría.

P: Usted lleva tiempo hablando del Barcelona post-Messi en las entrevistas y las conferencias que ha dado. Aunque es evidente que nadie esperaba que su marcha fuese tan temprana, ¿ha calculado el impacto que tendría para el club?

R: Siempre hemos explicado que la vinculación de Messi con el Barcelona tiene mucha relevancia más allá del día que él quiera irse como jugador. Asegurarse que esta relación perdura en el tiempo es clave y estratégico. Ahora tendremos que ver cuál será la manera de replantear la situación, pero nosotros llevamos trabajando hace tiempo con el riesgo de que hubiese una tormenta perfecta y esta ha llegado antes de lo que pensábamos y en dimensiones mayores.

P: El adiós de Messi iría acompañado del de Luis Suárez. Esto sucede justo en el momento en el que el Barcelona debe renegociar los contratos con Rakuten (55 millones de euros anuales) y Beko (19 millones de euros anuales), y encontrar una empresa que pague los 'title rights' del Camp Nou para financiar parte del Espai Barça. ¿La marcha de estas dos estrellas puede dificultar las negociaciones?

R: Por eso se debe tener un proyecto sólido e ilusionante que cuente con talento como el de Xavi Hernández. Se tiene que volver a generar ilusión, no solo en el socio y el barcelonista, sino también en las marcas que permitirán que el club siga creciendo.