EFEPamplona

El cicloturismo volverá a las carreteras navarras tras el final del estado de alarma por el COVID-19 con La Induráin 2020, que se celebrará el sábado 18 de julio con medidas higiénicas especiales para evitar el riesgo de contagio.

La carrera de este año ha sido presentada en conferencia de prensa por el exciclista Miguel Induráin; el director territorial de Banco Santander, Javier Gallardo; y el representante de la empresa KT1, encargada de la organización del evento, Miguel Sabalza.

El pentacampeón del Tour y protagonista indiscutible de la carrera, Miguel Induráin, se ha mostrado “contento” por la celebración de una prueba que comenzó como homenaje a la trayectoria del ciclista navarro.

“El poder juntarnos y disfrutar de nuestro deporte es bueno para mantener la salud”, ha afirmado Induráin sobre un acontecimiento que por el momento cuenta con más de 800 inscritos.

Sabalza ha destacado que en este tipo de momentos “hay que luchar y seguir para adelante”, después de haber recibido el visto bueno para la celebración de la prueba por parte de Sanidad, del Gobierno de Navarra y ayuntamientos implicados.

La nueva edición de la marcha cicloturista, que tendrá salida y llegada en Villava, cuenta con dos tipos de recorridos, el largo de 180 kilómetros, y el corto de 100 kilómetros.

“La grandeza de esta prueba es Miguel y lo cercano que es con todo el mundo. Hay que limitar el aforo, pero se podrán sacar fotos cumpliendo con la normativa marcada”, ha anotado Sabalza.

La organización agrupará a los corredores en grupos de 150 y con separación de 2 minutos entre cada uno y comunicará la hora de salida individualmente a cada participante. El inicio tendrá lugar entre las 8:00 y las 9:00 horas.

Hoy hace 25 años que el villavés se puso líder en el Tour de Francia de 1995 y el ciclista ha recordado esos días como “un golpe no tanto físico, sino mental para muchos rivales” en un año el que también fue campeón del mundo.

“Fue un año muy intenso, bonito, pero también duro porque tuve que adaptarme a la altitud, donde metí muchas horas trabajo”, ha opinado Induráin.

Antes de salir, los ciclistas deberán guardar en todo momento la distancia de seguridad de 1,5 metros y la mascarilla puesta hasta pasar por el arco donde comienza la prueba.

El ciclista, que la próxima semana cumplirá 56 años, ha dicho sobre la 29 edición de la marcha que se echará de menos la comida popular, un momento para “contar batallitas sobre anécdotas del Tour o sobre cómo ha ido la prueba, algo que es parte de nuestro deporte”.

A la llegada, cada corredor recibirá una bolsa con avituallamiento en vez de celebrar la tradicional comida popular para evitar riesgos, por lo que tampoco habrá servicio de duchas ni masajistas.

“Será la primera prueba cicloturista del mundo después del confinamiento y creo que tiene que ser un auténtico lujo poder participar en ella”, ha manifestado Gallardo.

La Induráin 2020 contará con la presencia de conocidas personalidades del mundo del ciclismo como Perico Delgado, Joseba Beloki o Melcior Mauri, algo que para Sabalza es “un honor que vengan y que respalden este tipo de marchas”.