EFEMurcia

El conductor de 69 años acusado del presunto atropello intencional que sufrió el ciclista Alejandro Valverde y dos compañeros del equipo Movistar el pasado sábado en la pedanía murciana de Javalí Viejo fue guardia civil, según ha informado este martes a EFE su letrada, Ariane Santiago.

El acusado, que estuvo destinado varios años en el País Vasco y ejerció también un tiempo como auxiliar en el Instituto de Medicina Legal de Murcia, quedó este lunes en libertad con cargos tras declarar ante la titular del juzgado de Instrucción número 3 de la capital murciana, quien le impuso la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes y ordenó la retirada del carné de conducir y la intervención del vehículo al advertir indicios de posible delito contra la seguridad vial, lesiones y abandono del lugar del siniestro.

Su abogada ha insistido hoy en que no hubo ninguna intencionalidad en el atropello que sufrieron los tres ciclistas profesionales, si bien no ha querido explicar las circunstancias en las que se produjo el accidente y será su representado el que de su versión de los hechos -ha asegurado- cuando se recupere emocionalmente de lo ocurrido.

El atropello, según pudo saber EFE de fuentes cercanas al caso que investiga la Policía Nacional, se produjo sobre las 12:20 horas en la pedanía de Javalí Viejo cuando algunos de los ciclistas recriminaron al conductor por un adelantamiento temerario que los puso en peligro al no respetar el metro y medio de distancia obligatorio para rebasarlos en carretera.

Al oírlos, el acusado frenó, dio marcha atrás y embistió por detrás a Valverde, que quedó muy mareado del golpe, y a dos de sus compañeros, tras lo que se dio a la fuga por la carretera RM-560 a su paso por la pedanía murciana de Javalí Viejo.

Horas después del accidente se entregó a la Policía Local y quedó detenido hasta su puesta a disposición judicial en la mañana del lunes. "Cuando tenga fuerzas dará su versión, pero ahora es pronto porque está asimilando lo que ha pasado, ha estado 45 horas detenido y es un hombre que toma medicación oncológica y tiene algunos achaques", ha contado la abogada.

Alejandro Valverde, de 42 años y que afronta su última temporada como profesional, fue dado de alta en la noche del mismo sábado tras permanecer en observación en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia junto a otro compañero de equipo, Pedro Moya.