EFEBarcelona

El FC Barcelona considera que hay "flagrantes omisiones" en la auditoría externa encargada por el club, entonces dirigido por Josep Maria Bartomeu, que PricewaterhouseCoopers (PwC) realizó después del estallido del 'Barçagate', según explica el abogado que defiende la entidad azulgrana en las nuevas páginas del sumario del caso a las que ha tenido acceso EFE.

En su informe dirigido al juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, el letrado José Ramon Sorni ve "lagunas, fragilidades y hasta dualidades" y "manifiestas contradicciones" en la auditoría, "encargada por los propios investigados pero sufragada por el FC Barcelona".

Y también "flagrantes omisiones -no se abordan, por ejemplo, dos de los seis perfiles falsos creados-; o afirmaciones dadas por válidas que están expresamente desvirtuadas en autos".

Según el abogado de la entidad azulgrana, la cuestión principal que hubiese tenido que tratarse en la auditoría de PwC "es el uso del dinero del club para desacreditar rivales y beneficiar la imagen personal del presidente y determinados directivos" y ésta "no fue abordada en ningún momento en el mencionado informe".

Además, pone en duda que el encargo tenga que ver con los ataques recibidos por el Barça en relación con el referéndum del 1 de octubre de 2017, como argumentan las defensas de los investigados, Josep Maria Bartomeu; Jaume Masferrer, exdirector del área de Presidencia; Carlos Ibáñez, el propietario de Nicestream, la empresa contratada por el Barça; Román Gómez-Ponti, exdirector de los servicios jurídicos del club; y Óscar Grau, exdirector general.

En este sentido, el abogado del Barça se pregunta qué tiene que ver eso "con la campaña de desprestigio y descrédito de periodistas, precandidatos, futbolistas y otros críticos, así como el permanente autobombo del anterior presidente y su figura pública y personas de su junta y colaboradores de confianza, con ese presunto origen del encargo que se extendió a lo largo de tres años".

En su escrito, Sorni también pone en duda que el perjuicio económico total causado al FC Barcelona sea de entre 843.300 y 1.220.770 euros como consideran los Mossos d'Esquadra.

Así, se pregunta "si la utilización de los recursos económicos del club para tratar de justificar su irregular proceder (se refiere a la auditoría de PwC) se inscribe en la misma senda de deslealtad en perjuicio económico del mismo".

El abogado del Barça deja abierta la puerta a tomar medidas por parte del club: "Esta parte se reserva el derecho a proponer una prueba pericial económica y/o técnica contradictoria sobre el valor -y si es de mercado o no- de esos informes y, en general, de los servicios prestados por las empresas del Grupo Nicestream al FCB por cuenta e interés de los investigados".

Por otro lado, la creación de los perfiles en el caso 'Barçagate' fue una idea de Carlos Ibáñez, según explicó la defensa del empresario a los medios de comunicación tras las nuevas declaraciones de testimonios de esta semana.

El propósito de Ibáñez fue contraatacar a las personas y entidades que estaban atacando al Barça a raíz del referéndum del 1 de octubre de 2017, siempre según su defensa, porque en ese momento el club azulgrana le había pedido a I3 Ventures (filial de Nicestream) mejorar su imagen en las redes sociales.

Este fue uno de los motivos por los que se crearon diferentes perfiles, uno de ellos dedicado a Jaume Roures, propietario del Grupo Mediapro, quien Ibáñez consideraba que era una de las personas que estaba haciendo daño al club azulgrana.

De todas maneras, la defensa de Ibáñez puntualizó que estos perfiles tan solo suponían el 5% del trabajo que I3 Ventures hacía para el Barça y que había una interlocución con el club mediante Jaume Masferrer para informar de lo que la empresa iba realizando.

Uno de los testimonios que declaró este miércoles ante el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona fue un exempleado de I3 Ventures que explicó que él había trabajado en el contenido de los perfiles de las redes sociales del 'Barçagate' y que servían para contrarrestar las noticias negativas sobre la junta directiva de Bartomeu y el Barça. EFE

1011955

sej/gmh/ea