EFEToronto (Canadá)

La organización del Gran Premio de Canadá de Fórmula 1, que se debía celebrar del 12 al 14 de junio en Montreal, anunció este martes la suspensión temporal de la carrera ante la crisis causada por COVID-19 y declaró que la carrera se celebrará "tan pronto como sea seguro" hacerlo.

El presidente y consejero delegado de Formula 1, Chase Carey, indicó en un comunicado que la competición automovilística se reanudará a finales de año.

"Hemos estado trabajando de forma estrecha con nuestros amigos del Grand Premio de Canadá durante las últimas semanas y apoyamos su necesaria decisión para garantizar la seguridad de los aficionados y la comunidad de F1", afirmó Carey.

"Siempre queremos viajar a la increíble ciudad de Montreal y aunque tendremos que esperar un poco más, vamos a tener un gran espectáculo cuando lleguemos a finales de año", añadió Carey.

La organización del Gran Premio de Canadá explicó que la decisión de suspender temporalmente la carrera sigue las indicaciones de las autoridades sanitarias ante la pandemia del COVID-19.

"En estos momentos, es crucial que todas nuestras energías se concentren en superar el COVID-19. Les recibiremos con los brazos abiertos en el circuito Gilles-Villeneuve tan pronto como sea seguro hacerlo", dijo el presidente y consejero delegado del Gran Premio de Canadá, Francois Dumontier.

Pero a diferencia de otros eventos deportivos y grandes espectáculos, la organización de la prueba no ofreció reembolsar el precio de las entradas ya adquiridas por los aficionados.

El Gran Premio de Canadá dijo que las entradas compradas inicialmente para las fechas de junio "seguirán siendo válidas" para la nueva fecha en la que se celebrará la competición y que todavía tiene que ser anunciada.