EFEParís

El equipo Arkea aseguró este miércoles que mantiene su confianza en el colombiano Nairo Quintana y en su hermano Dayer, interrogados en Francia por un presunto caso de dopaje durante el Tour de Francia.

En un comunicado, la formación bretona señaló que tras el interrogatorio los dos ciclistas "pudieron volver a su casa y son libres de ejercer su oficio de ciclistas profesionales sin ninguna restricción".

"El equipo Arkea y su mánager general (Emmanuel Hubert) están satisfechos con estas informaciones tranquilizadoras", indicó la formación, que reiteró su compromiso con los valores de "probidad y ética deportiva" y aseguró que seguirá "atento y vigilante" al desarrollo de la investigación.

Los Quintana fueron interrogados durante varias horas el pasado lunes, un día después del final del Tour de Francia en el que Nairo acabó a más de una hora del ganador, el esloveno Tadej Pogacar.

Cinco días antes, la gendarmería había registrado la habitación de hotel de los corredores en la localidad alpina de Meribel, lo que motivó la apertura de una investigación judicial preliminar para determinar si algunos de los productos allí encontrados era dopantes.

La policía también tomó declaración durante dos días hasta anoche, en condición de arrestados, a un fisioterapeuta y a un médico personales de Quintana. El equipo Arkea ha insistido desde el primer momento en que ambos no pertenecen a su cuerpo técnico.

Por su parte, Nairo Quintana emitió un comunicado este martes en el que negaba que la policía hubiera encontrado productos dopates en el registro efectuado en su habitación.

"Incautaron suplementos vitamínicos perfectamente legales, aunque quizá no familiares para las autoridades francesas. Esta es la principal razón por la que se necesita tiempo para que se aclare bien todo lo sucedido", señaló el corredor de Boyacá.