EFERedacción deportes

El ruso Kliment Kolesnikov fue el gran protagonista de la primera jornada de los Europeos de Budapest, al conseguir un nuevo récord del mundo en los 50 espalda y coronar el triunfo de Rusia en la final del relevo 4x100 libre con una magnífica última posta.

Kolesnikov, que ya fue uno de los nombres propios en los Europeos disputados hace tres años en Glasgow, parece dispuesto a discutir el título de “rey” de los campeonatos al húngaro Kristof Milak y al británico Adam Peaty, que también entraron en acción este lunes.

En las semifinales de los 50 metros espalda, el nadador ruso fue el primer hombre en bajar de los 24 segundos (23.93), siete centésimas menos que la anterior plusmarca mundial que poseía el propio Kolesnikov desde agosto de 2018, cuando se proclamó campeón de Europa de la distancia con un tiempo de 24.00 segundos.

Kolesnikov, que cumplirá 21 años el próximo mes de julio, tendrá la oportunidad de volver a rebajar esa marca este martes en una final de los 50 espalda en la que también participará el español Hugo Gonzáles, que partirá con la cuarta mejor marca -24.60-.

El moscovita ya tiene un oro, el logrado este lunes en el relevo 4x100 libre y al que contribuyó decisivamente con su última posta, en la que demostró es el máximo aspirante al oro en las pruebas cortas de espalda y un firme candidato al título europeo en los 100 libre.

Kolesnikov lidera en estos momentos la clasificación mundial del año en la prueba del hectómetro con una marca de 47.31 segundos.

Rusia, con un tiempo de 3:10.41, logró el triunfo en el relevo 4x100 por delante de Gran Bretaña (3:11.56), e Italia (3:11.87).

No fue el único triunfo de Rusia, que sumó un nuevo oro con la victoria de Martin Malyutin en la final de los 400 libre.

Malyutin, con un crono de 3:44.18, superó al austríaco Felix Auboeck, plata (3:44.63), y al lituano Danas Rapsys, bronce(3:45.39).

Una victoria que nadie se atreve a cuestionar en los 100 braza al británico Adam Peaty, aunque por lo visto en las semifinales podría costarle más de lo previsto al vigente plusmarquista mundial.

El italiano Nicolo’ Martinenghi le salió respondón al vigente campeón olímpico, mundial y continental, tras aguantar en las semifinales el ritmo de Peaty hasta prácticamente los últimos metros.

Pero la potencia de brazada de Peaty, el único hombre en la historia capaz de bajar de los 57 segundos, le permitió superar finalmente al italiano, que acabó cediendo por 78 centésimas ante el británico, que firmó unos fantásticos 57.67 segundos.

Katinka Hosszu sumó su cuarto título europeo en los 400 estilos, con un crono de 4:34.76, por delante de su compatriota Viktoria Mihalyvari y la británica Aimee Willmot, que compartieron la plata con un tiempo de 4:36.81.

Completó la nómina de ganadores el cuarteto británico femenino del 4x100, que se colgó, con un tiempo de 3:34.17, la medalla de oro por delante de Países Bajos (3:34.29) y Francia (3:35.92).